Buscar

MUNDIARIO

Gobiernos del PP y del PSOE pueden ser cómplices de la crisis del puerto de A Coruña

La alcaldesa socialista Inés Rey tampoco reacciona ante una situación de la que ya es conocedora. ¿Su vocal en el consejo de administración también será complice de las responsabilidades que comparte Enrique Losada con otras fuerzas vivas de la ciudad?

Gobiernos del PP y del PSOE pueden ser cómplices de la crisis del puerto de A Coruña
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. / El Periódico
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. / El Periódico

Redacción

Análisis de @mundiario

La  gestión de Enrique Losada al frente de la Autoridad Portuaria de A Coruña no solo es pésima –MUNDIARIO ha publicado suficientes datos reveladores al respecto–, sino que puede derivar en su inviabilidad financiera, más que probable a la vista de sus resultados –por ejemplo, tres contenedores en cinco meses– y del volumen de la deuda acumulada, que supera los 300 millones de euros.

El corolario político de este caso es ya de rango superior al de la propia Autoridad Portuaria de A Coruña. El problema no va a ser solo de Enrique Losada y de aquellos que lo rodean, dentro de la Autoridad Portuaria y en su entorno. Va a serlo también de quienes, conocedores de la situación, no hacen nada por remediarla. Dicho más claramente: existe una complicidad PP - PSOE que ya no solo compromete a los gobiernos del PP de Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo, sino también al del PSOE que encabeza Pedro Sánchez, y que amenaza con afear incluso el papel de la alcaldesa socialista Inés Rey y de diputados socialistas de A Coruña que, estando al corriente de la situación, también miran para otro lado.

Hay preguntas que, más temprano que tarde, unos y otros van a tener que responder, entre ellas las siguientes:

– ¿Por qué la Xunta de Galicia sigue avalando la gestión de Enrique Losada, una vez al corriente de sus resultados y de la quiebra que puede avecinarse, teniendo en cuenta la desproporción que existe entre la deuda y la capacidad de la Autoridad Portuaria de A Coruña para poder afrontarla?

– ¿Por qué el Gobierno de España no interviene la Autoridad Portuaria de A Coruña, si tiene marco legislativo para hacerlo al amparo de la ley de Puertos del Estado?

– ¿Cuándo los partidos políticos de izquierdas exigirán una verdadera auditoría de gestión al actual equipo de la Autoridad Portuaria de A Coruña? ¿Investigarán, por ejemplo, los frutos de los contratos millonarios que unen al Puerto de A Coruña con empresas de informática de cara a la plataforma SmartPort, concebida –supuestamente– para coordinarse con SmartCity e impulsar la competitividad de empresas y operadores portuarios?

– ¿Cuándo moverá ficha el Ayuntamiento de A Coruña, de modo que el concejal designado como vocal en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria deje de plegarse a los intereses de Enrique Losada?

– ¿Cuándo reaccionarán la Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios, los sindicatos y la Universidad de A Coruña y advertirán de la caída de tráficos, la pérdida de conectividad marítima, la disminución de la posición competitiva y la falta de estrategia para la reducción de la deuda del puerto de A Coruña? Los empresarios Antonio Couceiro, Gonzalo Ortiz y Antonio Fontenla y el rector Julio Abalde tampoco son del todo ajenos a las responsabilidades descritas, del mismo modo que ciertos sindicalistas. @mundiario