Buscar

MUNDIARIO

El Gobierno de Trump implementa una política para deportar de forma "expedita"

Las políticas de Trump en cuanto a inmigración parecen endurecerse. Ahora desea deportar de forma inmediata a ciertos inmigrantes.

El Gobierno de Trump implementa una política para deportar de forma "expedita"
Bandera de Estados Unidos. / Pixabay
Bandera de Estados Unidos. / Pixabay

Trump ha implementado una nueva política. Con esta nueva medida, el presidente estadounidense, Donald Trump, desea deportar de forma “expedita” a ciertos inmigrantes que se encuentran sin documentación en el país y que, además, no puedan demostrar que llevan dos años en Estados Unidos. La inmediatez viene dada porque serán deportados sin siquiera ser presentados previamente ante un juez de inmigración.

Así lo ha comunicado el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en un comunicado, en el que se expresa que desean “acelerar” la salida de muchos inmigrantes indocumentados y con antecedentes penales. Todo ello gracias a una orden que ha emitido recientemente la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia.

Tony Pham, director en funciones del ICE, ha comentado al respecto: “Nuestra capacidad para implementar esta importante herramienta estatutaria nos permitirá proteger aún más nuestras comunidades y preservar la integridad de las leyes de inmigración exigidas por el Congreso de nuestra nación”.

Antes de esta medida, las autoridades migratorias solo podían recurrir a la “deportación expedita” si los migrantes eran detenidos en un radio de 160 kilómetros de la frontera y que no fueran capaces de demostrar su ingreso legal al país. Sin embargo, ahora la normativa ha cambiado.

El enfoque de Trump parece ir encaminado hacia el tema de las migraciones, pues, su asesor, Stephen Miller, también ha manifestado su deseo de que más países se sumen a otorgar asilos y puedan atender a las personas que desean asilarse en Estados Unidos.

Según Miller, estos acuerdos contribuirían a que se terminen los “fraudes de asilo, la compra de asilo y el abuso de asilo a nivel global”, asegurando que el gobierno va a usar todos sus recursos, su poder y su autoridad, e incluso incrementarán las medidas para favorecer una inmigración legal.

Siguiendo este orden de ideas, dichos “Acuerdos Cooperativos de Asilo”, como les han denominado, han hecho posible que personas de El Salvador y Honduras, que aspiraban a un asilo en Estados Unidos, sean enviadas por avión a Guatemala y que pidan dicho asilo en ese país, negándoles así la posibilidad de que lo hagan en el suelo norteamericano.

En el período de noviembre a marzo, cuando la pandemia obligó la suspensión de vuelos hacia Guatemala, de 929 hondureños y salvadoreños, solo 20 pudieron ser enviados por avión y solicitar asilo allí. Los demás regresaron a su patria. @isbeliafarias90210 en @mundiario