El Gobierno quiere garantizar la enseñanza en castellano en Cataluña pero no dice cómo

Ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo. / RTVE.es
Ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo. / RTVE.es.

El Ejecutivo no aclara cómo facilitará que se cumplan el mandato judicial de recibir un mínimo del 25% de clases en castellano

El Gobierno quiere garantizar la enseñanza en castellano en Cataluña pero no dice cómo

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, se ha comprometido este viernes en nombre del Ejecutivo de Mariano Rajoy a garantizar el derecho de los padres a que sus hijos reciban en castellano las materias que fijan distintas resoluciones legales en Cataluña. Sin embargo, no ha explicado cuál será la fórmula para conseguirlo.

"No se cambia el modelo lingüístico aprobado por un parlamento porque el Gobierno no puede modificar una ley aprobada por la Cámara autonómica", ha señalado el ministro, de acuerdo a El País. El Ministerio de Educación, en virtud del artículo 155, estudia cómo abordar una de las cuestiones más sensibles de la realidad catalana: el modelo de la inmersión lingüística. Como sigue sin haber gobierno soberanista, el Gobierno central tendría la capacidad en pocas semanas de regular la preinscripción escolar (que normalmente se hace entre finales de marzo y principios de abril) y garantizar así que las familias también puedan elegir el castellano como lengua vehicular.

Es ahí donde distintos colectivos catalanes –el sindicato minoritario AMES o Societat Civil Catalana (SCC)- le demandan que instaure la llamada casilla lingüística para que las familias elijan esta opción, como han recogido distintas sentencias y como establece la reforma educativa del PP, la LOMCE.

Méndez de Vigo no ha aclarado cómo se va a poner en marcha este cambio, qué cambios supone, cuál es el coste económico o qué demanda se espera. "Lo estamos estudiando", ha repetido en varias ocasiones. "El Ministerio no ha estado de acuerdo con cómo se ha llevado a cabo" la preinscripción en la escuela catalana hasta la fecha, ha agregado, al tiempo que recuerda que en los tres últimos cursos su gabinete había recurrido este proceso al entender que no cumple con la ley.

"Estamos estudiando cómo, pero sin duda lo haremos porque para este Gobierno es muy importante la libertad y dentro de la libertad es muy importante el derecho de los padres a escoger la lengua vehicular de sus hijos", ha señalado. El ministro ha subrado que la voluntad del Ejecutivo no es cambiar ni el sistema educativo catalán ni el modelo lingüístico, sino garantizar el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional sobre este asunto.

La noticia no fue bien recibida por los partidos soberanistas. “Si el Gobierno aprovecha el 155 para dinamitar la inmersión lingüística se hará evidente su voluntad de continuar haciendo daño a Cataluña, así como nuestra irresponsabilidad de no haber formado todavía un gobierno”, dijo en Twitter el republicano Joan Tardà. Desde las filas de Junts per Catalunya se mostraron confiados de cerrar un acuerdo pronto que impida llegar a ese extremo.

La enseñanza del castellano siempre ha invitado a la polémica política. Tal como destaca El País, en Cataluña se aprende en catalán como lengua vehicular y se reservan dos horas semanales para Lengua Castellana en primaria, tres en secundaria y dos en bachillerato, aunque los docentes pueden elegir cualquiera de las dos lenguas para impartir el resto de materias. Una sentencia de 2010 del Constitucional sobre el Estatut estableció que el castellano debía ser también vehicular. El porcentaje de horas lectivas y materias que hay que incluir para considerarla como tal no está definido. @mundiario

El Gobierno quiere garantizar la enseñanza en castellano en Cataluña pero no dice cómo
Comentarios