México se agita tras conocer al encargado del caótico operativo de Culiacán

Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa. / Twitter
Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa. / Twitter
El Gobierno de López Obrador sigue difundiendo detalles sobre la operación que dio con la captura de Ovidio Guzmán y su legitimidad se va por los suelos.
México se agita tras conocer al encargado del caótico operativo de Culiacán

El Gobierno sigue dándose tiros en el pie cada día que pasa tras el caótico y famoso operativo de Culiacán. Luego de que el miércoles Andrés Manuel López Obrador compareciera ante los medios para dar explicaciones y detalles sobre la operación que dio con la captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán, ahora el mismo presidente, asediado por todas las dudas abiertas que dejó su intervención, ha tenido que forzar el nombramiento de la persona responsable del operativo. Así, el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, ha delatado al oficial al mando del proyecto, algo que traído una nueva reguera de críticas que amenazan con lastrar todavía más la credibilidad de este Gobierno.

Se trata del coronel Juan José Verde Montes, de quien se sabe apenas que es comandante del Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico, GAIN, un grupo de élite del Ejército mexicano, explica El País. La Secretaría de la Defensa también delata que su último ascenso fue el año pasado. Eso es todo. No se sabe la magnitud de su implicación en la desastrosa operación de Culiacán, si fue el funcionario de mayor rango pendiente de la misma o si había más. El hecho de que Sandoval lo haya mencionado solo a él demuestra que el Gobierno no sabía realmente lo que estaba pasando y que todo pudo haber sido algo totalmente arbitrario.

Su mención le valió nuevas críticas al mandatario, al punto de acusarlo de haber violado códigos militares. Muchos han hecho memoria de Melquisedet Angulo. Hace 10 años, la Secretaría de Marina organizó un operativo en Cuernavaca para detener al exsocio del cartel de Sinaloa, Arturo Beltrán Leyva, quien murió durante la operación junto con Angulo. El problema fue que el Ejército filtró a los medios de comunicación el nombre del soldado y la familia de éste fue masacrada apenas un par de días después en Tabasco, a cientos de kilómetros de donde se realizó la operación.

Angulo era personal de tropa y tomó parte de la operación. Verde, en cambio, es un coronel y ha sido apuntado por Sandoval como el jefe del GAIN. Vale decir que si fue delatado fue también por la presión de los medios de comunicación.

A todo esto, Alfredo Durazo, secretario de Seguridad, compareció ante la Cámara de Diputados para dar explicaciones sobre el mismo tema. El secretario ha recibido, después del presidente, la mayor cantidad de balas perdidas de todo este escándalo, especialmente porque ha contradicho sus versiones de los hechos siempre que las ha dado. La diputada Lucía Rojas le espetó la ineptitud del operativo. "Alguien rompió la cadena de mando el jueves 17 de octubre y es enteramente su responsabilidad. Si usted sabía del operativo y no lo detuvo, es usted responsable. Si no lo sabía, es usted responsable. Si le mintieron, es usted responsable, si le ocultaron información, es usted responsable”, dijo.

Riojas señalaba al epicentro de las críticas, pasando incluso por alto el nombre de Verde. Han pasado dos semanas casi desde el operativo en cuestión y sigue sin saberse cómo una petición de extradición hecha por Estados Unidos terminó en una batalla campal en plena ciudad de Culiacán. La cuestión va más allá del diseño del operativo y hace referencia a los permisos, a quién lo aprobó y a la coordinación entre el Ejército y la Policía. @mundiario

México se agita tras conocer al encargado del caótico operativo de Culiacán
Comentarios