Buscar

MUNDIARIO

España habilita un presupuesto de 32 millones para controlar el éxodo marroquí

El Consejo de Ministros aprueba que este dinero se destine para reforzar el control fronterizo con Marruecos y contribuir a la lucha contra la inmigración irregular y la trata de seres humanos.

España habilita un presupuesto de 32 millones para controlar el éxodo marroquí
Grande-Marlaska, Pedro Sánchez y el primer ministro de Marruecos, Saadedín Al Othmani.
Grande-Marlaska, Pedro Sánchez y el primer ministro de Marruecos, Saadedín Al Othmani.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

El Gobierno autorizó una partida de 32 millones para reforzar los controles en la frontera con Marruecos. La medida, aprobada en el Consejo de Ministros, apunta a combatir la lucha contra la inmigración irregular y la trata de personas. En julio pasado, el Ejecutivo ya había aprobado una partida presupuestal de dos millones al Ministerio del Interior.

El objetivo es contribuir al despliegue de las autoridades marroquíes en la frontera. Esos 32,3 millones —en concepto de ayuda de cooperación policial internacional— se suman a los fondos concedidos de la UE (140 millones, de los que España ya ha desembolsado 26 para financiar la compra de una flota de vehículos), también para que Marruecos contribuya a frenar las entradas irregulares, reseña El País.

En esa línea, España considera a Marruecos como un socio estratégico: la mejora del control de fronteras en la zona del Estrecho de Gibraltar y del Mar de Alborán ha permitido reducir las entradas un 39% en lo que va de año, según el último dato de Interior. El Ejecutivo quiere reforzar las capacidades materiales e institucionales de Rabat para ayudar a desarticular organizaciones criminales destinadas al tráfico de personas.

Como sea, la medida de España ha permitido que se reactiven acuerdos con Rabat que parecían perdidos. Marruecos ha puesto énfasis en su cooperación vía marítima, que antes ignoraba: las operaciones que antes asumía Salvamento Marítimo en la zona de rescate de responsabilidad marroquí —un tercio de las casi 50.000 personas en 2018— se dejan ahora en manos de la Marina Real, que devuelve a los náufragos al punto de embarque. @mundiario