El Gobierno, fragmentado para decir qué medidas anticrisis se prorrogan hasta diciembre

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Congreso. / Twitter.
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Congreso. / Twitter.

Sánchez ha anunciado que las iniciativas para paliar los efectos del conflicto en Ucrania se extenderán hasta finales del año, pero evita decir cuáles serán.

El Gobierno, fragmentado para decir qué medidas anticrisis se prorrogan hasta diciembre

Las medidas del nuevo decreto anticrisis, en las que figura la reducción de los impuestos a la electricidad, están siendo el dolor de cabeza del Gobierno de coalición, toda vez que a pocas horas de que tenga lugar el Consejo de Ministros extraordinario convocado este sábado para aprobarlas, ni los propios partidos conozcan cuáles serán las que se extiendan hasta diciembre.

Y es que las medidas brindadas por el Gobierno, como el subsidio a los combustibles, será extendidas por otros seis meses más, exactamente hasta el 31 de diciembre de este año, según ha explicado el propio presidente Pedro Sánchez desde Bruselas. Por tanto, obligado por el alza de los precios, el Ejecutivo se ha visto en la necesidad de que las normas se mantengan tres meses más de lo previsto, cuando se pensaba prorrogarlas por otro trimestre después de que perdieran vigencia el 30 de junio.

“Estas medidas no tendrán una duración de tres meses, sino hasta el 31 de diciembre de este año. Es coherente con todo lo que venimos haciendo en los últimos tres meses”, ha señalado el líder socialista, en una comparecencia ante la prensa al término de la cumbre del Consejo Europeo celebrado en Bruselas, que en la víspera concedió a Ucrania y Moldavia el estatus de candidato a la adhesión a la Unión Europea (UE).

Sánchez ha evitado pronunciarse acerca de las medidas concretas que serán aprobadas este sábado, lo único que ha garantizado acerca de la tramitación de estas medidas es que “habrá real decreto ley”. Asimismo, Sánchez explicaría públicamente de qué se tratan las medidas, según adelantó el presidente, una afirmación hecha en medio de las fricciones de ambas alas del Gobierno para consensuar cuáles medidas se quedan y cómo.

Sin consenso en el núcleo del Gobierno

“Hasta ahora hemos querido proteger a las familias y apoyar a sectores afectados; hemos puesto en marcha una partida de 1.000 millones para sectores como el del transporte; y, además, hemos hecho rebajas selectivas en determinados impuestos como con el IVA desde hace un año para amortiguar esta alza de los precios de la factura de la luz”, ha remarcado Sánchez.

Pero estas declaraciones de Sánchez se producen mientras los socios minoritarios del Ejecutivo, Unidas Podemos, continúan negociando para cerrar el paquete que lleva el decreto. El jueves una reunión de tres horas y media entre las partes resultó sin acuerdos. Los morados exigen medidas más ambiciosas, los socialistas no están seguros de concederles esta demanda.

Unidas Podemos ha exigido iniciativas más fuertes que causan ruido para el PSOE, por ejemplo, un aumento de impuestos a las grandes eléctricas, algo a lo que está comprometido mas no previsto para este decreto. Mientras que los socialistas tienen también reticencias respecto a los cheques de ayudas a las familias, puesto que no se han puesto de acuerdo con las cuantías de los bonos o cuál sería la renta necesaria de un núcleo familiar para recibirlos.

Pese a este escollo dentro de la coalición, el Gobierno carga contra la oposición.  "Sabemos que la inflación está alta pero este gobierno sabe muy bien para quien gobierna y hay otros actores que quieren mantener un status quo y otros privilegios. Nosotros gobernamos para proteger a los que han devenido en mucho más vulnerables por el alza del coste de la vida".

Sánchez carga contra el PP por el bloqueo al CGPJ

El presidente del Gobierno ha aprovechado y ha lanzado una crítica al líder de la oposición, el presidente popular Alberto Núñez Feijóo, por la posición de su partido frente a la renovación de Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). “El PP lleva 36 meses sin cumplir la Constitución”, esgrimió. “No puedo aceptar que el bloqueo del CGPJ acabe por afectar al Constitucional”.

Estas declaraciones se producen después de que el PP criticara duramente al PSOE por haber lanzado su iniciativa, en solitario, para reformular la legislación para favorecerse, y nombrar a los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional a su conveniencia, volteando la tortilla, convirtiendo la sala en mayoría progresista frente a la conservadora actual.

“En la primera reunión que tuve con el nuevo líder del PP, ofrecí 11 acuerdos”, ha expuesto, asegurando que se trata de la postura de los populares la que ha impedido renovar los cargos que están próximos a vencer en julio, reiterando que la derecha lleva 36 meses bloqueando el cambio, 34 de los cuales estuvo Pablo Casado al frente de la formación hasta su retirada y el ascenso de Feijóo. @mundiario

El Gobierno, fragmentado para decir qué medidas anticrisis se prorrogan hasta diciembre
Comentarios