El Gobierno desautoriza a Garzón tras criticar al sector ganadero

Alberto Garzón. / Mundiario.
Alberto Garzón. / Mundiario.

Las respuestas ofrecidas por el ministro de Consumo en una entrevista para The Guardian, han obligado al propio Gobierno a desautorizarlo. La oposición exige su dimisión.

El Gobierno desautoriza a Garzón tras criticar al sector ganadero

Tras los polémicos comentarios emitidos por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, acerca de la calidad de la carne que se produce en España, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, desautorizó ante la prensa y los ciudadanos a Garzón, asegurando que sus declaraciones fueron opiniones “en título personal”.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, también desvinculó al Ejecutivo de las opiniones emanadas por Garzón. “La posición del Gobierno sobre este tema la hemos dejado muy clara en otras ocasiones, empezando por el propio presidente del Gobierno, que ha pronunciado de forma taxativa su posición a favor del sector ganadero”.

Pese a ello, Garzón afirma que habló desde la posición del ministro de Consumo y desde el banquillo del Gobierno, ya que trató temas “de su competencia”. Asegura también, que por motivos de espacio la duración original del vídeo quedó cortado, que sus declaraciones son “sacadas de contexto por un lobby” y que son difundidas como “un bulo”.

Durante su entrevista, Garzón criticó la actuación de las macrogranjas en España: “encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, o 5.000, o 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo y luego exportan esta carne de mala calidad de animales maltratados”.

“Lo que dije es impecable”, sentenció Garzón en una entrevista con la Cadena Ser. El líder de Izquierda Unida aseguró que su postura es compartida por otros funcionarios del Gobierno, como la vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz. “Es de cajón”, dijo.

En su cuenta de Twitter, Díaz escribió: “nuestro país debe seguir apostando por la ganadería sostenible, en línea con los ODS de la Agenda 2030 del Gobierno de España y el F2F, y denunciar aquellas prácticas minoritarias que agravan la crisis climática”.

Entre tanto, algunas de las principales organizaciones ganaderas han firmado una carta dirigida a Pedro Sánchez, exigiendo acciones como el cese de funciones del ministro Garzón y una rectificación pública de sus declaraciones. Incluso varios colegios de veterinarios del país se han pronunciado a favor de la dimisión del ministro, y la toma de acciones legales en su contra.

Por su parte, algunos mandatarios regionales de las filas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se han pronunciado en contra de las declaraciones del ministro, defendiendo así la calidad de producción cárnica de España.

Uno de ellos, el presidente del Gobierno de Aragón, José Lambám, tildó la controversia como “un insulto a la inteligencia”, y fue secundado por su partido, según señaló el secretario de organización del PSOE de Aragón, Darío Villagrasa, al considerar las declaraciones como “una agresión directa a una parte de la economía aragonesa” y las calificaron como imprudentes y “no razonables”.

En una nota de prensa compartida en la cuenta de Twitter del partido en Aragón, el PSOE añadió que la agrupación “ha mostrado su satisfacción porque el Gobierno central haya seguido la línea del presidente Javier Lambán no compartiendo la opinión del ministro y desautorizándole públicamente”. Asimismo, señalaron que en la comunidad existen más de 6.000 explotaciones intensivas familiares, que generan miles de empleos directos e indirectos.

Otros presidentes de comunidades autónomas controladas por el PSOE, como Extremadura o Castilla-La Mancha, han cuestionado igualmente estas acusaciones. “No se puede hacer propaganda negativa de un sector tan importante en el exterior. Nuestra carne cumple todos los estándares de control y es de primera calidad”.

La oposición exige medidas contra Garzón

“Es inaceptable que el Gobierno diga a la prensa extranjera que España exporta carne de mala calidad de animales maltratados. Otro ataque a ganaderos y agricultores y a la imagen de nuestro país. Exigimos responsabilidades y una rectificación inmediata”, escribió el líder nacional del Partido Popular (PP), Pablo Casado en Twitter.

Por su parte, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández-Mañueco, instó a Pedro Sánchez a exigir una rectificación o que lleve al cese de funciones de Garzón, por considerarlo “reincidente en sus ataques a la ganadería”. En este sentido, el también presidente popular de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, repudió el trato del ministro hacia el sector.

Ciudadanos (Cs) anunció que presentará diversos mecanismos parlamentarios para aclarar la polémica, entre las cuales destacan la solicitud de comparecencia del ministro de Agricultura, Luis Planas, ante el legislativo, quien no se ha pronunciado ni en contra de Garzón ni a favor del sector económico que representa. Aunado a ello, el partido naranja pedirá también la reprobación del ministro.

“Si a Garzón se le entrevista como ministro, habla como ministro. Y si se ha ido por libre contra el criterio del Gobierno, más razón aún para su destitución inmediata”, opinó el portavoz de Cs, Daniel Pérez Calvo.

Las agrupaciones ganaderas como la Asociación Agraria de Jóvenes (AJASA) y la Unión de Pequeños Agricultores Ganaderos (UPA), han pedido una “rectificación inmediata por parte del ministro o bien su destitución”, y exigieron que se les deje de “atacar nuevamente”.

Esta no es la primera polémica del ministro Garzón, de hecho, en el mes de julio compartió un vídeo en Twitter, en el que afirmaba que aproximadamente el 14,5 % de los gases de efecto invernadero provienen del sector agrario, “especialmente macrogranjas”.

En este orden de ideas, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), ha señalado que “no entendemos por qué centra la crítica en la carne cuando es notorio y real que hay otros sectores que generan más gases de efecto invernadero que el propio sector ganadero, caso de las grandes multinacionales del transporte y poderosas compañías energéticas”.

El Gobierno desautoriza a Garzón tras criticar al sector ganadero
Comentarios