El Gobierno depende de la oposición para sortear los vetos independentistas

Félix Bolaños, ministro de Presidencia, Relaciones con la Cortes y Memoria Democrática.
Félix Bolaños, ministro de Presidencia, Relaciones con la Cortes y Memoria Democrática.

ERC proponía un texto alternativo a la Ley de Seguridad Nacional del Ejecutivo, que se hundió después de que el PP, Vox y Cs apoyaran al PSOE para aprobar su reforma.

El Gobierno depende de la oposición para sortear los vetos independentistas

El Congreso de los Diputados ha rechazado las enmiendas a la totalidad que presentaron los socios independentistas del Gobierno, contra la reforma de la Ley de Seguridad Nacional del Ejecutivo, después de que los partidos de la oposición tendieran la mano a socialistas y morados para superar los escollos de ERC y Junts.

El Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y Vox han votado en contra de las iniciativas de los independentistas, tumbando la enmienda a la totalidad presentada por los republicanos y la petición de devolución del proyecto solicitada por Junts, para la reforma legislativa de la Ley de Seguridad Nacional ante el Congreso, un proyecto que es promovido por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien ha sido el encargado de presentar la reforma, ha explicado que la modificación incorpora al menos siete nuevos artículos a la Ley de Seguridad Nacional de 2015, enfocados en la regulación de recursos en emergencias y la creación de una reserva estratégica en casos de crisis como la pandemia. “No se trata de contar con un instrumento por si llega otra crisis, sino para cuando llegue otra crisis que seguro que vendrá”, ha explicado el funcionario socialista.

El PSOE y Podemos habían explicado que la nueva normativa contempla respetar y realzar la participación de las comunidades autónomas, al reforzar su involucración en materia de contribución de los recursos.

Los independentistas critican el proyecto

Para los independentistas la reforma de ley no les convence, específicamente la participación de las autonomías, cuyas competencias quedarían presuntamente diezmadas de acuerdo con los planteamientos de los portavoces de ambos partidos separatistas que impulsaron los proyectos en contra, Gabriel Rufián y Miriam Nogueras, de ERC y Junts respectivamente.

De acuerdo con Nogueras, “es una ley que fulmina las competencias” de los gobiernos autonómicos, y aseguran que el PSOE allana el camino para un Gobierno en coalición del PP y Vox que busca “rematar lo que queda en pie de libertades y derechos fundamentales”. Para los catalanes, el PSOE estaría legitimando la reforma de una ley que ofrece un concepto de seguridad “basado en un estado policial y represivo” frente a la propuesta catalana de “bienestar social y derechos civiles”.

Las enmiendas de los separatistas fueron truncadas gracias a los votos en contra del PP, Cs y Vox, que han apoyado al Gobierno a salvar el proyecto amenazado por los vetos de los soberanistas. Pero los diputados han avisado de que este apoyo no significa “un cheque en blanco”, y que el PSOE tendrá que discutir con los partidos “artículo por artículo”, según el representante popular José Antonio Callejas.

Por su parte, el diputado morado Ismael Cortés ha aconsejado a los independentistas que “no es conveniente atomizar” la seguridad de la nación de cara a las emergencias cuando estas “son comunes”. Por su parte, Vox ha adelantado que su apoyo será, junto a las formaciones de derecha, una especie de muleta para el Gobierno “siempre y cuando” juegue bien sus cartas en cuanto a los intereses generales de la población y que no se “someta” a los independentistas. @mundiario

El Gobierno depende de la oposición para sortear los vetos independentistas
Comentarios