El Gobierno colombiano y las FARC superan la crisis y se dan otra oportunidad

El jefe del Equipo Negociador, Humberto de la Calle, y el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, durante la lectura este domingo del comunica
El jefe del Equipo Negociador, Humberto de la Calle, y el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, en La Habana.

El grupo guerrillero colombiano asegura que no abandonará las negociaciones "fieles al compromiso de buscar la paz". De momento, las FARC rechazan un referéndum tras un eventual acuerdo de paz.

El Gobierno colombiano y las FARC superan la crisis y se dan otra oportunidad

El proceso de paz sufrió la primera crisis “oficial” que comenzó el pasado 19 de agosto con la decimotercera reunión del Gobierno colombiano con las FARC para continuar con la negociación sobre el segundo punto de la agenta prestablecida: la participación política del grupo subversivo. 

En este ciclo se pretendía llegar a acuerdos sobre los derechos y garantías de la oposición para las Farc en caso de que llegará a concretarse un compromiso en La Habana. El tema de por sí es candente, pero aún más cuando Juan Manuel Santos propone un referéndum constitucional para conocer la opinión de la ciudadanía el mismo día de las elecciones ordinarias porque “los referendos que tienen que ver con los acuerdos para poner fin al conflicto se busca  que puedan presentarse un día que coincidan con las elecciones normales, Congreso (marzo) y Presidencia (mayo)”. El proyecto fue radicado el jueves 22 de agosto en la Secretaría General del Senado por el ministro del Interior, Fernando Carrillo, bajo el título proyecto de ley número 63.

Al mismo tiempo, el Estado niega la Constituyente solicitada por la guerrilla, razones que hicieron tambalear el proceso de paz por unos días. Aunque el jefe de la mesa negociadora por parte del Gobierno, Humberto De la Calle desmintió la parálisis aclarando que el diálogo continúa y solo fue una “pausa” propuesta por las FARC para estudiar el proyecto de ley. Situación que Santos valoró de “legítima, pero la paciencia del pueblo colombiano tiene límites”, añadiendo que “el referendo es un acto de responsabilidad con el país y con las futuras generaciones, porque qué tal que si llegamos a unos acuerdos no tengamos los instrumentos y no hayamos previsto la forma de refrendar esos acuerdos”. Punto que se valoró dentro de la agenda preestablecida, y tenía su “vez” en la recta final, pero el giro del proceso ha generado que desde ahora se incluya la refrendación y las garantías de implementación de un eventual acuerdo en las conversaciones de paz.

Durante estos tres días 22, 23 y 24, se han vivido momentos de tensión, comenzando por el comunicado emitido por las FARC pidiendo un tiempo de reflexión. Seguido de la decisión del presidente de retirar “inmediatamente” su comitiva de La Habana mientras la guerrilla deliberaba sobre el proyecto de ley, argumentando que se analizó a fondo el comunicado, y “en este proceso el que decreta las pausas y pone las condiciones no son las FARC”, asegurando que la propuesta del referendo busca “acelerar el fin del conflicto” con el objetivo final de terminar cinco décadas de guerra en los comicios del 2014.

Pero muchas líneas del Gobierno no están de acuerdo con el proceder del presidente, entre ellos el Procurador general de la nación, Alejandro Ordónez, quien considera que “no se puede estar a favor o en contra de algo incierto; estamos con una venda en los ojos. El Gobierno debería decir a los colombianos, si está proponiendo un referendo, a qué acuerdos se ha llegado, porque sería muy peligroso decir que se acuda a un referendo sin saber que ha pasado en la mesa”, dejando saber a la población civil que el dilema no es decidir entre la paz y la guerra “el verdadero dilema es entre la justicia y la impunidad”.

Finalmente las FARC han decidido volver a la mesa de negociación que tendrá su decimocuarta cita hoy a las 8:30 de la mañana para seguir con el proceso porque son “los colombianos en general, quienes tendrán la última palabra sobre lo que acordemos”, afirmó Santos.

El Gobierno colombiano y las FARC superan la crisis y se dan otra oportunidad
Comentarios