El Gobierno colombiano y las Farc firman por segunda vez en dos meses el Acuerdo de Paz

Juan Manuel Santos y Timochenko en el Teatro Colón, firmando el Acuerdo de Paz. / Twitter @JuanManSantos
Juan Manuel Santos y Timochenko en el Teatro Colón, firmando el Acuerdo de Paz. / Twitter @JuanManSantos

En esta ocasión Juan Manuel Santos no convocará un referendum como el que perdió en octubre. Dirigirá el texto del Acuerdo directamente al Congreso.

El Gobierno colombiano y las Farc firman por segunda vez en dos meses el Acuerdo de Paz

En el Teatro Colón situado en el centro histórico de Bogotá se ha firmado este jueves 24 de noviembre el nuevo acuerdo de paz entre Gobierno colombiano y FARC. El jefe de la guerrilla Rodrigo Londoño y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dejaron estampadas sus firmas en lo que esperan sea el acuerdo definitivo que ponga fin a más de 50 años de guerra.

El nuevo texto incorpora muchos de los reclamos del 'no' aunque no ha tocado los temas más criticados, cuestión que sigue cosechando el rechazo de aquellos que votaron NO al acuerdo el pasdo 2 de octubre.

El nuevo acuerdo de paz pactado entre el Gobierno de Colombia y las FARC el pasado 12 de noviembre tiene 310 páginas, 13 más que el primer texto que firmaron ambas partes en septiembre. La ampliación se debe a la incorporación de algunas de las propuestas de los opositores.

Algunas de las novedades más interesantes de este renovado Acuerdo de Paz son:

- Participación política: En el texto del anterior acuerdo se especificaba que, con independencia de los votos conseguidos, las FARC tendrían cinco curules asegurados en el Senado y otros cinco en la Cámara de Representantes. El partido de la guerrilla, según el primer acuerdo, recibiría el 10% del presupuesto que el Estado dedica a la financiación de los partidos políticos.

El nuevo documento no especifica una cifra de financiación, se limita a plasmar que el movimiento político que forme la insurgencia recibirá anualmente y hasta julio de 2026: "Una suma equivalente al promedio que recibieron los partidos o movimientos políticos con personería jurídica para su funcionamiento en las elecciones previas a la firma del Acuerdo Final". Las FARC mantienen sus escaños garantizados durante dos períodos electorales consecutivos, aunque la oposición y parte de la sociedad colombiana rechace que líderes guerrilleros con delitos de lesa humanidad accedan a las instituciones.

- Bloque de constitucionalidad: El anterior Acuerdo permitía la incorporación del mismo a la Constitución. Ahora, el nuevo pacto, plantea incorporar un artículo transitorio para que instituciones y autoridades estatales "cumplan de buena fe con lo establecido en el Acuerdo Final". Este apartado, con vigencia desde su entrada en vigor hasta pasado tres legislaturas presidenciales, asegura que futuros mandatarios no pueden modificar lo negociado.

- Restricción de la libertad o cárcel: Pese a que en un primer momento el uribismo reclamara prisión para determinados guerrilleros, en la propuesta que entregó al Gobierno de Santos cambió la cárcel por la reclusión en granjas agrícolas. Finalmente, el texto pactado establece que el Tribunal para la Paz debe fijar espacios concretos en donde deben estar los sancionados durante la ejecución de la pena (que nunca serán más grandes que una Zona Veredal Transitoria de Normalización), los horarios en los que deben cumplir las sanciones restaurativas y el sitio de residencia durante la ejecución de la sanción.

Tras la firma de este jueves, lo siguiente es llevar el texto al Congreso. Pese a los reclamos de la oposición para que Santos celebrase otro plebiscito, el presidente ha decidido refrendar el acuerdo mediante el Congreso, donde quiere llevar la discusión política. Por tanto lo que sigue es el inicio del estudio del acuerdo en el Parlamento, el desplazamiento de la guerrilla a las zonas de concentración en donde harán su tránsito a la vida civil. Según Santos, en un periodo de aproximadamente 150 días, la totalidad de las armas de las FARC estarán en manos de Naciones Unidas.

 

 

El Gobierno colombiano y las Farc firman por segunda vez en dos meses el Acuerdo de Paz
Comentarios