El Gobierno central y Canarias acuerdan el reparto de menores migrantes

Fernando Clavijo, presidente de Canarias. / Coalición Canaria
Fernando Clavijo, presidente de Canarias. / Coalición Canaria
Este modelo, que será implementado por primera vez, está diseñado para activar la reubicación cuando una comunidad autónoma supere el 150% de su capacidad de acogida.
El Gobierno central y Canarias acuerdan el reparto de menores migrantes

El Gobierno central y el Gobierno de Canarias han finalizado un acuerdo histórico para la distribución obligatoria de menores extranjeros no acompañados (MENAS) en toda España. Este modelo, que será implementado por primera vez, está diseñado para activar la reubicación cuando una comunidad autónoma supere el 150% de su capacidad de acogida.

La nueva medida, que se incluirá en la Ley de Extranjería, se pondrá en marcha cada vez que una región supere su capacidad de acogida de MENAS. La reubicación de estos menores se basará en criterios como la renta, el desempleo y el número de menores ya acogidos. Este sistema de puntos ya había sido aprobado para repartos voluntarios y menores, y ahora se aplicará a nivel nacional.

El plan incluye una dotación económica inicial de 125 millones de euros para repartir entre las comunidades acogedoras. Sin embargo, el inicio de esta medida depende de si se aprobará mediante un real decreto-ley o a través de una proposición de ley de los grupos parlamentarios, lo que podría retrasar su implementación.

Canarias, que actualmente acoge a más de 5.000 menores migrantes con una capacidad máxima de 2.000, ha urgido la implementación inmediata del plan. Ceuta y Melilla también enfrentan situaciones críticas similares. El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, está buscando el apoyo del Partido Popular (PP) para asegurar la aprobación del acuerdo.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, se enfrenta al desafío de conseguir el respaldo del PP a nivel nacional, aunque los populares en las islas apoyan el acuerdo. La implementación del plan podría comenzar en menos de un año, con traslados ejecutados en un plazo de 15 días desde la inscripción, un proceso significativamente más rápido que los ensayos anteriores.

El acuerdo marca un hito en la política de acogida de menores migrantes en España, después de varios intentos fallidos de distribución voluntaria. Hasta ahora, se han reubicado menos de un millar de menores en dos años desde Canarias y Ceuta, una cifra insuficiente según el propio texto del acuerdo.

Parámetros de Reubicación

Los criterios para decidir a qué comunidades se destinarán los menores incluyen la población, la renta, la tasa de paro y el esfuerzo en la acogida de menores. Según un borrador inicial, La Rioja sería la región que más nuevas camas debería desplegar (285), seguida de Cataluña (191), Madrid (187) y Andalucía (186).

El acuerdo ha generado resistencia en varias comunidades, especialmente gobernadas por el PP, que critican la "unilateralidad" del modelo y la dificultad para asumir la acogida de tantos menores en tan poco tiempo. Castilla-La Mancha, por ejemplo, ha expresado su preocupación por la calidad de la estancia y la necesidad de una financiación estable a largo plazo.

Mientras las negociaciones continúan, el Gobierno central y el de Canarias trabajan para asegurar que el modelo de reubicación se implemente de manera efectiva y justa. La medida busca no solo aliviar la presión sobre las regiones más afectadas, sino también garantizar el bienestar de los menores migrantes.

Este acuerdo representa un paso significativo en la gestión de la migración en España, con la esperanza de mejorar la distribución de responsabilidades y recursos entre todas las comunidades autónomas. @mundiario

Comentarios