La Generalitat avalará a los encausados por el Tribunal de Cuentas

Pere Aragonès (ERC). / Mundiario
Pere Aragonès (ERC). / Mundiario
En consejero de Economía catalán ha dicho que los trabajadores del Instituto Catalán de Finanzas pidieran activar el fondo para los ex altos cargos. 
La Generalitat avalará a los encausados por el Tribunal de Cuentas

Cambio de planes. El Gobierno catalán ha decidido apoyar de manera directa y a cuenta de un fondo de 10 millones de euros, a los 34 ex altos cargos de la Generalitat que están siendo investigados por el Tribunal de Cuentas por supuestamente malversar dinero en la promoción internacional de la independencia de Cataluña.

El consejero de Economía, Jaume Giró, ha sido el encargado de anunciar esta decisión que rectifica después de que los trabajadores del Instituto Catalán de Finanzas (ICF) hayan pedido activar el mecanismo del aval directo tras haber fracasado en el intento de encontrar un banco que ofreciera esa garantía.

“He recibido llamadas estas horas de gente del ICF que ha pedido por favor que intentemos usar esta disposición adicional como está previsto en el decreto ley. Esto es lo que haremos”, ha asegurado el consejero. En esa línea, explicó que el nuevo plan durante la sesión de control al Govern en el Parlamento catalán, justamente el mismo día en que vence el plazo para poder consignar la fianza colectiva de 5,4 millones ante el órgano fiscalizador. 


Lee más: 

La Generalitat crea un fondo con dinero público para cubrir las fianzas de los políticos catalanes

Los bancos no avalan a los 34 encausados por el Tribunal de Cuentas


Como se recuerda, Giró rechazó usar la vía del aval directo para proteger a los servidores públicos tras la reunión semanal en el Govern el pasado martes. “Teniendo en cuenta los precedentes vividos en el país [en referencia a la comunidad autónoma], provocaría angustia y miedo”, explicó.

Sin embargo, el titular de Economía sí descartó cualquier presión del Banco de España hacia las entidades financieras para que no participaran del mecanismo o que la cúpula del ICF (que gestiona temporalmente el fondo) se haya negado a dar el aval. 

Inicialmente, el mecanismo diseñado por la Generalitat era un sistema de avales y contraavales y pretendía que fuera un banco el que diera la garantía a los encausados. Si finalmente había una sentencia condenatoria en última instancia, se tenía que devolver todo el dinero con intereses y cargos de gestión.

De momento, varios ex altos cargos de la Generalitat ya habían optado por aportar su patrimonio como garantía y la nueva decisión de la Generalitat implicaría que los bienes queden liberados de la carga. Esto con el fin de que paguen la fianza impuesta por el Tribunal de Cuentas. @mundiario

La Generalitat avalará a los encausados por el Tribunal de Cuentas
Comentarios