García-Castellón pide a Suiza una reunión sobre ‘Tsunami’ sin Bolaños

Félix Bolaños, ministro de Presidencia y Justicia. / Mundiario
Félix Bolaños, ministro de Presidencia y Justicia. / Mundiario
El juez ha iniciado una investigación sobre un presunto delito de revelación de secretos relacionada con la respuesta suiza a la solicitud de ayuda en medio de fricciones con el Ejecutivo.
García-Castellón pide a Suiza una reunión sobre ‘Tsunami’ sin Bolaños

La disputa entre el juez instructor del caso Tsunami Democràtic en la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, y el Gobierno español alcanza un nuevo nivel de confrontación. Este miércoles el magistrado solicitó a las autoridades suizas, con las que busca aclarar dudas sobre una petición de colaboración, que excluyan al Ministerio de Justicia español de una posible reunión, liderado por Félix Bolaños.

El juez también ha iniciado una investigación sobre un presunto delito de revelación de secretos relacionada con la respuesta suiza a la solicitud de ayuda, una información que fue adelantada por El País.

La brecha entre García-Castellón y el Ejecutivo se profundiza tras la revelación de que Suiza cuestiona la investigación del caso Tsunami y rechaza proporcionar información por considerar que el caso puede tener “motivaciones políticas”, lo que el PSOE y sus aliados utilizan para respaldar su argumento de que en el proceso independentista catalán de que “no hubo terrorismo”.

En medio de esta tensión, el juez emitió dos autos relevantes y sigue centrando su atención en el expresidente Carles Puigdemont y Marta Rovira, secretaria general de ERC, ambos fugitivos desde 2017 y señalados de liderar las acciones del movimiento que llevó a cabo protestas durante el procés independentista.

Tensiones entre el Gobierno y la justicia

García-Castellón critica a Suiza por no responder a su solicitud de aclaración, hecha en noviembre de 2023, sobre la ayuda requerida a través de Eurojust para localizar a Rovira y obtener datos sobre una cuenta bancaria. El juez insiste en la necesidad de una reunión directa entre autoridades judiciales para abordar estas cuestiones, excluyendo la participación del Ministerio de Justicia español para garantizar la formalidad y agilidad del proceso.

La tensión se incrementa con la decisión del juez de investigar una posible revelación de secretos sobre la respuesta suiza, la cual se filtró a la prensa antes de llegar al Juzgado. García-Castellón ordena a la Guardia Civil investigar el asunto y no informar a sus superiores sobre los avances, destacando la importancia de la independencia judicial.

Suiza, por su parte, argumenta que la naturaleza política del caso Tsunami podría impedir la asistencia judicial, una tesis rechazada por García-Castellón, quien señala que el “sesgo político” podría estar en las autoridades suizas que han recibido la solicitud. Además, critica la solicitud suiza de información sobre una ley de amnistía en trámite en el Congreso español, reafirmando la independencia del poder judicial.

La escalada de tensión refleja la complejidad del caso Tsunami Democràtic y la disputa entre la judicatura y el Gobierno en España, mientras ambos buscan avanzar en la investigación con miras a esclarecer los hechos relacionados con el proceso independentista catalán. @mundiario

Comentarios