Galicia, la rebelión del cerco

Movilizaciones en Galicia.
Movilizaciones en Galicia. / Pilar-Aymara Fernández

Cientos de familias del mar luchan por su supervivencia reclamando un reparto justo de cuotas en una de las movilizaciones más impresionantes de los últimos tiempos. La autora es testigo directo.

Galicia, la rebelión del cerco

No sé ni por dónde empezar. Después de haber sido testigo durante más de 75 días de una de las movilizaciones más impresionantes de los últimos tiempos, hay mucho que contar. Somos, los terrícolas, incultos en las artes y el mundo marítimo. Lo idealizamos y disfrutamos durante período veraniego… pero luego nos olvidamos, desconectamos de un mundo que a muchos se nos hace misterioso y complejo.

Mi marido y yo veraneamos en Portosín, lugar entrañable y hoy por hoy uno de los puertos más importantes del cerco gallego. Durante años hemos observado el ir y venir de los barcos de pesca, siguiéndolos con cariño e interés. El sonido de la sirena de la lonja, anunciando la llegada después de la faena, es uno de los recuerdos más vivos que tenemos. Han regresado y han llegado bien. Vivir del mar y en el mar no es fácil, hay que estar hecho de otra pasta. Para la mayoría de nosotros son héroes. Al parecer para las autoridades gallegas han empezado a ser villanos y un incordio para sus planes de desguace de la flota tradicional de pesca.

Cargas policiales

Las primeras imágenes que recordaréis (o no) de los cerqueros gallegos son las violentísimas cargas policiales que hubo en Santiago de Compostela hace más de dos años durante las manifestaciones del sector, momento en el que conocieron lo que suponía el nuevo cambio de reparto. ¿Que hizo la Conselleira Rosa Quintana? Lo típico, los tildó de terroristas y de violentos. ¿Buscó soluciones y consenso? No, en absoluto, aquí empezó una de las cantinela que el Gobierno de Galicia utiliza desde aquel entonces: habían firmado el acuerdo en Madrid, y los acuerdos debían respetarse. Y en Madrid se firmó algo, si, algo que no había decidido la mayoría en sus asambleas, ¿por qué? Bueno, pues ese es el primer misterio que alguna gente debería explicar con pelos y señales.

A principios de octubre del 2015, los armadores de Acerga repartieron gratuitamente el último cupo del año. Ya no podían pescar más. Se acabaron las cuotas y con esto más de mil personas se fueron al paro; a algunos patrones les aceptaron el ERE, otros todavía están esperando a cobrar el subsidio de desempleo. Aún y con todas, los empresarios gallegos (cada barco es una pequeña empresa), tienen que pagar la Seguridad Social durante el tiempo que dure el ERE.

El 22 de octubre, ya que no podían ir al mar, decidieron acampar delante del Gobierno de la Xunta de Galicia, en San Caetano. Vivo cerca de allí, y decidí interesarme por ellos en un gesto de solidaridad. El tema me parecía lo suficientemente grave como para publicar algo en mi blog y darle así algo de cobertura mediática. Mi blog es una plataforma humilde que ha pasado a ser durante todos estos días un altavoz para los marineros que protestan en San Caetano; y después de varias semanas hablando con ellos y escuchándolos no puedo dejarlos solos ahora… no quiero, es una cuestión de conciencia, de humanidad, de sentido común… si el sector pesquero se muere, Galicia se muere… y esta gente ha vivido y vive con una dignidad enorme temporales, granizadas, heladas, vendavales, luchando por sobrevivir, con todo en contra y con el Gobierno de Feijóo queriendo ningunearlos, ocultarlos y acallarlos.

Los medios

Hay otra plataforma importante en las redes, en concreto en Facebook “Eu apoio ao cerco de Galicia”. Recibe miles de visitas y de no ser por la constancia de quien lleva la página, esta gente habría estado condenada al silencio más brutal. La primera vez que supe de esta página hace poco más de 2 meses, tenían unos siete mil seguidores, ahora superan los 22.000. Lo que ha dado vida a esta gente del mar han sido las redes sociales… las personas que como yo, nos acercamos a la acampada y grabamos videos, recogemos sus ideas, sacamos fotos, las compartimos… “No odies a la prensa, conviértete en prensa”, repito cada día, cuando me preguntan cómo ayudar.

Poca cosa ha publicado la prensa gallega… pinceladas… muchos pensaron que sería cosa de unos días… sinceramente, yo también lo creí así. Pero los días y las noches empezaron a caer y aquí siguen, sin soluciones y sin previsión de que la Consellería do Mar cumpla al menos una de las promesas que le ha hecho al sector. Galicia pierde si cambian el reparto, repiten una y otra vez… mentira… Galicia pierde si perdemos la flota del cerco, porque detrás de la flota del cerco irán los barcos de otras artes, y detrás de ellos irán el resto de las personas que viven del sector pesquero y marisquero de esta Tierra. Alguien debería empezar a investigar los planes de acuicultura que tiene la Consellería do Mar y el Gobierno de Feijóo para Galicia y quien se va a beneficiar de esto.

En la última reunión con la Conselleira, en noviembre, los ánimos estaban ya muy caldeados. Rosa Quintana continuó haciendo públicos sus habituales desplantes hacia los 120 armadores acampados.

Los barcos grandes de Acerga que poseen más cuota, comparten con el resto para que al menos puedan vivir. Hasta el día 30 de acampada eran la única asociación del cerco conocida… a partir del día 30 de acampada una nueva asociación, Cerqueros Gallegos, aparecen con la Señora Quintana en toda la prensa, acaparando la atención de los medios que se le niega a los armadores y marineros de Acerga. ¿De dónde salió esta asociación? ¿Están registrados como tal? ¿Por qué tienen el beneplácito de la Conselleira? Segundo misterio…

Los días han ido pasando y el bloqueo y la manipulación en la prensa sobre las reivindicaciones del sector se han hecho más patentes. Las subvenciones del Gobierno de Feijóo a algunos medios son escandalosas. La propia televisión pública gallega ha utilizado titulares engañosos del tipo “El sector del cerco vuelve a pescar” después del anuncio por parte del Ministerio de las cuotas previstas para 2016. Me contaban que en Nochebuena, alguien se acercó a la acampada para grabar el campamento vacío de gente (se suponía que iban a estar en sus casas durante la Navidad a petición expresa del Obispo de Santiago) pero se llevaron una sorpresa.

Dos manifestaciones han tenido lugar, una en Sada y otra en Santiago. Los gritos de miles de personas denunciando la traición del Gobierno de Galicia pasaron casi desapercibidos… os imagináis el porqué.

Y las mujeres también llegaron a la acampada. No podían más. Tenían que participar. Muchas de ellas se han puesto en contacto conmigo vía Facebook.

La situación de los pueblos de la costa es tensa y preocupante. Las empresas de congeladores, de aparejos de pesca, las rederas, las pescaderías… los comercios pequeños que basan su economía del mar… todos, todos están preocupados. Han realizado una jornada de acampada con distintas actividades, recogen firmas en los pueblos y han conseguido de los alcaldes de la costa gallega y otros ayuntamientos solidarios, varios compromisos de apoyo al sector pesquero. En la acampada han realizado talleres para enseñarnos cómo trabajan, empatando anzuelos o reparando redes de pesca…

Mensajes de apoyo

Del mismo modo que las mujeres, otra mucha gente contacta conmigo por mensaje privado en Facebook… han visto mis videos… algunos trabajan para barcos que no pertenecen a Acerga… alguno me increpa y me insulta (los bloqueo, por supuesto), otros son educados. Algunos me cuentan detalles escabrosos que no sé si son ciertos o no, sobre descargas y compradores ilegales en puertos gallegos… Otros me hablan de los planes de acuicultura y de las presiones desde la Consellería para firmarlo casi a ciegas… ¿Alguien investiga, por favor?

La directiva de Acerga, mientras tanto ha ido a Bruselas, ha ido a Madrid, ha dado ruedas de prensa una vez sabidas las cuotas para 2016, ha llamado en múltiples ocasiones a debate abierto y público del sector… José Blanco, Presidente de los cerqueros, está las 24 horas del día disponible para quien le requiera… Acerga asistirá el día 14 de enero a la reunión definitiva en Madrid, estarán apoyados por compañeros de Asturias y Cantabria con las mismas reivindicaciones: reparto justo y lineal por tripulante.

Por la acampada han ido pasando distintos políticos durante estos más de dos meses. La campaña electoral ha dejado visitas esperadas e inesperadas. Muchas con buenas intenciones y con ganas sinceras de ayudar. Otras sólo para la foto y poco más. Los armadores del cerco se han movilizado y han aparecido en todos los actos electorales de Feijóo y de los pesos pesados de los conservadores… nada ha salido en prensa.

El boca a boca es imparable…
Más de 300.000 visitas recibió un video de Feijóo con los armadores del cerco, en el que el Presidente de la Xunta hace el ridículo invitando a los marineros a que se pongan de acuerdo con el resto del sector para convocar una reunión oficial… como si eso no fuese su responsabilidad como Presidente “de todos los gallegos” (como él suele decir…). Silencio mediático una vez más. No interesa, no quieren que salga que refleje la incompetencia manifiesta de Alberto Núñez Feijóo… el sucesor de Rajoy, dicen.. Pero el boca a boca es imparable… y el voto conservador en la costa se ha erosionado mucho en estas últimas elecciones… y más que se va a erosionar. Muchas de estas familias han despertado de la tradición y del clientelismo y saben que ninguno de los que está ahora en el poder, ni en Madrid, ni en Santiago de Compostela, van a querer solucionar este problema. Y por primera vez el Partido Popular, con todos los frentes abiertos de movilizaciones de los sectores primarios, puede perder estrepitosamente las elecciones en Galicia… en su feudo.
En la que muchos llaman la Galicia resignada, callada, tradicional, conservadora… en el llamado feudo del Partido Popular, hay una rebelión en marcha que no se va a poder frenar… Galicia quiere vivir con dignidad y tener futuro. Si estos valientes ganan, habremos ganamos todos.

 

Galicia, la rebelión del cerco