Europa y EE UU firman un acuerdo sobre gas natural licuado para cortar la dependencia de Rusia

Reunión del G7 en Bruselas con la presidenta de la Comisión Europea (Ursula von der Leyen) y el presidente del Consejo de la UE (Charles Michel). / @POTUS
Reunión del G7 en Bruselas con la presidenta de la Comisión Europea (Ursula von der Leyen) y el presidente del Consejo de la UE (Charles Michel). / @POTUS

El pacto alcanzado establece que Washington proporcionará a la UE al menos 15.000 millones de metros cúbicos adicionales del combustible para finales de año. 

Europa y EE UU firman un acuerdo sobre gas natural licuado para cortar la dependencia de Rusia

La maratón diplomática transatlántica de este jueves continuó tras la reunión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con las cumbres del Grupo de los Siete (G7) y del Consejo de la Unión Europea (UE), donde los países aliados trazaron una ruta común, entre Occidente y sus socios en el globo, para emprender medidas cohesionadas contra Rusia por su invasión en Ucrania.

Los países del G7, las economías más desarrolladas del mundo, acordaron restringir las posibilidades de que Rusia pueda sortear las sanciones impuestas por buena parte de la comunidad, a través de sus reservas de oro, unas de las mayores del mundo, al mismo tiempo que se comprometieron a reducir la dependencia energética de Moscú.

Sanciones al oro ruso

En un comunicado suscrito por los siete países, EE UU, Canadá, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Japón, se comprometieron a adoptar nuevas y más duras medidas, que limiten las vías alternas que el Kremlin pueda optar para “mitigar el efecto” de las sanciones. “Estamos preparados para aplicar medidas adicionales si es necesario”, remarcaron las potencias.

En este sentido, el G7 ha ordenado nuevas sanciones que restringen la venta del oro ruso, a través del Banco Central de Rusia, cuyas reservas rondan las 2.300 toneladas del metal y los 127.151 millones de euros de valor. Aunado a ello, la Casa Blanca anunció que amplía la lista de personajes sancionados cercanos al régimen del presidente Vladimir Putin, con el “bloqueo total contra más de 400 personas y entidades, entre ellas la Duma y sus miembros, élites rusas adicionales y empresas de defensa rusa”, ha explicado Washington.

La UE retrasa su próximo paquete de sanciones

Para culminar la histórica jornada, el club comunitario sostuvo un encuentro entre sus líderes, el presidente estadounidense Joe Biden como invitado excepcional y el presidente ucraniano Volodímir Zelenski. En las conclusiones al final de la cita, los Veintisiete reconocieron su “disposición a adoptar medidas adicionales y detener cualquier intento de eludir las sanciones” y exhortaron que se intensifiquen las medidas contra la evasión de las sanciones a Rusia.

A pesar de que EE UU y el G7 hayan acordado nuevas sanciones contra el Kremlin, Bruselas no ha anunciado nuevas penas económicas hacia Moscú, tras cuatro baterías de correctivos ya lanzados. Fuentes comunitarias informaron de que la UE se encontraría trabajando en una batería, pero que aún no sería anunciada.

EE UU y la UE cierran acuerdo de suministro de gas

El G7 abogó por la reducción de la dependencia de la energía rusa alrededor del mundo, por lo que instaron a los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a que “mantengan su responsabilidad” ante la saturación del mercado energético mundial mientras más naciones buscan desligarse cada vez más del petróleo, el gas y el carbón importado de Rusia.

En esta línea, Washington y Bruselas tienen previsto anunciar un acuerdo, en el que EE UU aportará un máximo de 15.000 millones de metros cúbicos adicionales de gas natural licuado, al continente europeo, antes del final de año, para reducir la dependencia energética. Sin embargo, la cifra se queda por lo menos floja, dado que las compras hechas a Rusia rondan los 50.000 millones de metros cúbicos, mientras que el año pasado EE UU suministró hasta unos 22.000 millones de metros cúbicos.

La UE busca desesperadamente una salida para reemplazar el gas ruso, sin recurrir por los momentos a la prohibición de las importaciones a los hidrocarburos de ese país, por el riesgo que supone que el 27 % del petróleo, un 46 % del carbón y un 40 % del gas que Bruselas compra ha salido de Moscú.

Para ello, la UE se comprometió a buscar gas en el mercado, pero este está saturado, y los países que han sido convocados para su ayuda, como Egipto, Argelia o Catar, deberán llegar a un acuerdo que le permita a la UE “no caer en una recesión económica”, como considera Alemania, con el fin de cortar ese vínculo con el Kremlin. @mundiario

Europa y EE UU firman un acuerdo sobre gas natural licuado para cortar la dependencia de Rusia
Comentarios