La fundación Crans Montana corona al marroquí Lahoucine Khabid

El activista marroquí Lahoucine Khabid junto a Zapatero. / Mundiario
El activista marroquí Lahoucine Khabid junto a Zapatero. / Mundiario

"Ser coronado implica un cierto reconocimiento a los esfuerzos de los jóvenes interesados en la política, la economía y en los temas de índole religiosa, no solo en Marruecos", dice.

La fundación Crans Montana corona al marroquí Lahoucine Khabid

"Ser coronado implica un cierto reconocimiento a los esfuerzos de los jóvenes interesados en la política, la economía y en los temas de índole religiosa, no solo en Marruecos, sino también en la zona del Oriente medio y en el norte de África", asegura Lahoucine Khabid a MUNDIARIO. 

Concluyeron las obras de la sexta edición de las sesiones del Foro internacional de Crans Monata celebrado en Bruselas, la capital de Bélgica, contando con la asistencia de muchos reyes y presidentes de los países africanos y europeos. Además de representantes de las delegaciones diplomáticas acreditadas en la Unión europea, con el fin de debatir sobre muchos temas relativos a los países del Sur. 

Esta edición viene marcada por la coronación del joven marroquí Lahoucine Khabid, en su calidad de investigador en las relaciones internacionales y diplomáticas, gracias a sus arduos esfuerzos y su compromiso como “futuro líder”  en el ámbito de la buena gobernanza juvenil. Ya que, dedica todo su tiempo a  realizar iniciativas de carácter humanitario en muchos países de África. 

Los invitados a este foro debatieron “El papel de los líderes religiosos en la difusión del verdadero Islam en el mundo”, así como la cultura de la convivencia. También, ha sido una oportunidad para hablar de la crisis política y económica que azota muchos países del Sur, en su relación con la Unión europea. Por tanto, este encuentro aspira elevar el nivel de cooperación internacional, garantizar el diálogo, mantener la estabilidad y fomentar los valores de tolerancia. 

El activista Lahoucine en Crans Monta/ Mundiario.

“Ser coronado implica un cierto reconocimiento a los esfuerzos de los jóvenes interesados en la política, la economía y en los temas de índole religiosa, no solo en Marruecos sino también en la zona del Oriente medio y en el norte de África. Sobre todo,  a aquellos que nunca han podido dar su opinión en los medios de comunicación oficiales”, asegura el activista Lahoucine Khabid. 

Así pues, apunta a este periódico que “Actualmente hay muchos jóvenes marroquíes competentes y conscientes de su papel crucial en el avance económico y social, así como en el asesoramiento y formación en el ámbito político, con el objetivo de estar al tanto de los asuntos de carácter nacional y regional”. 

La fundación Crans Montana corona al marroquí Lahoucine Khabid
Comentarios