Buscar

MUNDIARIO

¿Qué fue exactamente lo que pasó en el Parlamento catalán con Miquel Iceta?

Miquel Iceta sería uno de los dos senadores a los que Cataluña tiene derecho. Pese a ser vetado, la comunidad todavía puede elegir a alguien más.

¿Qué fue exactamente lo que pasó en el Parlamento catalán con Miquel Iceta?
Miquel Iceta, líder del PSC./ Archivo
Miquel Iceta, líder del PSC./ Archivo

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Los partidos independentistas y el Gobierno central sostuvieron por días una guerra fría por el nombramiento de Miquel Iceta para el Senado. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, planeaba promover a Iceta a la Cámara Alta para luego hacerlo presidente de la misma. No obstante, los partidos secesionistas le han dado largas al mandatario y le vetaron este jueves por la mañana. ¿Cómo es exactamente el proceso para que un diputado autonómico pueda ser ascendido a senador?

De acuerdo a la página oficial del Senado, hay dos tipos de senadores: los elegidos por circunscripciones y los elegidos por los Parlamentos autonómicos. Iceta pertenecería a los del segundo grupo.

“Los Senadores designados por los Parlamentos autonómicos, lo son a razón de uno fijo por cada Comunidad Autónoma y otro más por cada millón de habitantes de su respectivo territorio”, reza la página oficial de la cámara. Esto quiere decir que cada congreso comunitario será representado por dos senadores, uno que se elije en el hemiciclo y otro que representará a un millón de personas de una región determinada. Esto quiere decir también que el número de senadores de este segundo grupo cambiará cada año a raíz del aumento de la población. La entidad encargada de fijar el numero de senadores es la Diputación Permanente. Este proceso se renueva y actualiza en cada Legislatura, explica la web del Senado.

La votación en el Parlamento

Una vez comprendido a qué grupo pertenece Iceta, hay que ver entonces cómo pretendía Sánchez su promoción y por qué era imprescindible el visto bueno de los independentistas.

Siempre según la página oficial del Senado, la designación de senadores por los parlamentos autonómicos se configura “como una elección indirecta o de segundo grado, en el sentido de que no son elegidos por la población pero sí por representantes elegidos por ésta (los miembros de dichos Parlamentos)”. Esto quiere decir que el legislador será elegido por sus colegas del Parlamento autonómico al que pertenecen, no por los votantes. Como requisito para poder aspirar a un escaño en la Cámara Alta la Constitución solamente pone que la persona debe garantizar “la adecuada representación proporcional, lo que supone reservar a cada Grupo Parlamentario del respectivo Parlamento un número de escaños proporcional a su fuerza numérica”.  Cada Comunidad Autónoma es libre de regular su respectivo Estatuto, Ley autonómica y/o Reglamento de la Cámara y modificar el proceso de elección. Hay algunas, incluso, que pueden elegir como senador a alguien que no sea diputado o ni tan siquiera residente de la Comunidad que le designa.

Así las cosas, la CUP, ERC y Junts per Catalunya tenían de hecho en su poder la elección de quién iría a nombre del Parlament al Senado. Su veto no quiere decir que Cataluña se quedará sin senador, pues los partidos podrían nombrar a alguno de los suyos y, al contar con mayoría en el Congreso comunitario, ganarían fácilmente la votación que le han negado a Sánchez e Iceta, líder del PSC (filial catalana del PSOE). @mundiario