Buscar

MUNDIARIO

La disputa entre Junts per Catalunya y ERC ante el manejo del coronavirus

La comunicación, la crisis generada en las residencias de adultos y el número de fallecidos, son el detonante de las fricciones políticas.

La disputa entre Junts per Catalunya y ERC ante el manejo del coronavirus
Quim Torra. / @QuimTorraiPla
Quim Torra. / @QuimTorraiPla

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO, donde también coordina MUNDIEDICIONES. Tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

El conflicto político derivado por el manejo de la crisis del coronavirus no es exclusivo del Gobierno de Pedro Sánchez. El Govern también carga a cuesta su cruz con Junts per Catalunya y Esquerra por la pandemia. 

Sin embargo, en cada rueda de prensa pretenden mostrar otra cara para no desnudar las diferencias, sobre la base de que lo prioritario es atender la emergencia sanitaria y a un lado quedan los reiterados señalamientos mutuos, entre otras causas por las situación de las residencias. La crisis desatada en esos centros de atención a los adultos mayores, similar a lo que ocurrió en Madrid, sin hacer nada frente al escenario que se avistaba, tornó compleja la situación de la Generalitat. En Cataluña hay 1.073 residencias, en las que se han registrado casos positivos en 252 centros y hay más de 900 fallecidos.

Quim Torra criticó abiertamente en una entrevista cómo Trabajo y Asuntos Sociales había reaccionado. Fustigó que no informaron bien y eso generó una ola de especulaciones y temor en la sociedad. Para ERC las declaraciones del president fueron un golpe bajo, entendiendo que el consejero Chakir El Homrani como el secretario general Josep Ginesta estaban aislados en casa al haber dado positivo en la prueba de coronavirus.  “No voy a entrar en esa lógica. Estoy confinado en una habitación, ¿Qué hago? ¿hago entrar a un equipo a la habitación?”, respondió El Homrani a Torra.  Por otra parte, una de las caras visibles de Junts per Catalunya estima que ERC ha sido lenta en tomar decisiones drásticas. Como el cierre de los colegios. 

La posibilidad de modificar el proyecto de Presupuesto para incluir nuevas partidas específicas, pensadas para responder al nuevo panorama, fue otro detonante. No obstante, Junts y ERC comparten las críticas a la recentralización de competencias derivada del estado de alarma. En Junts per Catalunya, rechazaron un tuit de los republicanos, del pasado 30 de marzo, en el que explicaban que la Vicepresidencia, Salud y Trabajo y Asuntos Sociales, en manos de ERC, habían adquirido material sanitario por 1,6 millones de euros, dejando en entredicho la adquisición. 

Los republicanos consideran que ha habido “deslealtades serias” por parte de Junts. En ERC consideran que la respuesta a la pandemia ha sido especialmente dura, con varios cargos infectados y responsable de tres de las áreas comprometidas en este momento: Salud, Trabajo y Asuntos Sociales y Educación. Ahora sienten que sus socios quieren cuestionarla. Otra de esas supuestas “deslealtades”, explican, es que el alcalde neoconvergente de Igualada (Anoia), Marc Castells cuestionara los datos de fallecimientos que cada día publica Salud. A la consejera Alba Vergés no le quedó más remedio que aceptar que, como en el resto de España, los números no cuadraban y cambió la contabilización.

Paralelamente a la crisis política, el coronavirus avanza y el número de casos de infectados por la covid-19 en esta comunidad asciende a 29.647 personas, con 3.041 muertos, según los últimos datos difundidos por el Departament de Salut de la Generalitat. @mundiario