¿Está la fragmentación de la derecha en el propio PP?

Casado y Abascal./ Cadena SER
Casado y Abascal. / Cadena Ser

En el Congreso hay ahora 24 diputados que antes no estaban y son los escaños del partido de Santiago Abascal, al que  Pablo Casado  tendía la mano  hace unas cuantas horas y al que ahora tacha de extrema derecha.

¿Está la fragmentación de la derecha en el propio PP?

¿Por qué Pablo Casado cambia su estrategia? Básicamente porque estamos en puertas de otras elecciones, las municipales, y como último cartucho le queda sacar unos decentes resultados en los ayuntamientos de toda España. Aunque, el candidato a la presidencia del Gobierno de España del Partido Popular sabe muy bien que en estos comicios se vota más a la persona que a las siglas. Poco ya puede hacer, más que asumir su derrota. El Partido Popular con su aplastante mayoría absoluta en los comicios del 2011 lograda por Mariano Rajoy tanto en el Congreso como en el Senado parecen no haberla aprovechado y ahora, Casado  responsabiliza a los votantes, a los ciudadanos, de una tal “fragmentación” del voto de la derecha. ¿Dónde está la fragmentación?  en el partido de Albert Rivera que cuando conviene se tacha de izquierda y cuando no, como en este caso, se tacha de derecha. En este sentido, no le falta razón, Ciudadanos tanto pacta en Andalucía, por ejemplo, con la izquierda, como de nuevo en Andalucía lo hace con la derecha del Partido Popular y con Vox. 

¿Estará entonces la fragmentación del voto del PP en el partido de Santiago Abascal? Pudiera pensarse que sí, pero los 24 escaños que ha conseguido Vox no confirmarían su argumento. ¿Dónde está entonces la fragmentación? Pues la fragmentación está en el propio Pablo Casado, la fragmentación está en el propio Partido Popular que no ha sabido defender con contundencia la unidad de España, dejando celebrar el primer referéndum del 9 de noviembre, pasando por el siguiente el 1 de octubre del año siguiente y permitiendo aquel esperpento de haberse declarado durante unos segundos la República catalana. Quizás los ciudadanos no vean esto como fragmentación del voto, quizá los ciudadanos dentro de la opción de la derecha hayan encontrado otra opción en la que consideren que la unidad de España estaría mejor defendida, y no hablemos ya del apartado de la política lingüística, primero prometen en Cataluña que la lengua vehicular será el  castellano y la lengua opcional será el catalán, pero surge un problema... ¿Cuál? Que al Presidente de la Xunta de Galicia eso no le hizo ninguna  gracia, lo llama al orden y vuelve a cambiar el discurso. Parece que mucha unidad en las cúpulas del Partido Popular no había, ni en cuanto al discurso de Pablo Casado al que  tacharon de haber radicalizado su verborrea y tenderle la mano a Vox, como así lo hizo días antes de ir a depositar el voto en las urnas, ni tampoco en el alejamiento que quiso proyectar del pasado gobierno de Mariano Rajoy.

Pues aquí está la respuesta a la fragmentación del voto popular: la fragmentación está en el propio Partido Popular. Nos esperan cuatro años de Gobierno socialista, gobierno que han votado los españoles, pero esta vez con 24 diputados que antes no estaban y son los escaños del partido de Santiago Abascal, al que  Pablo Casado  tendía la mano  hace unas cuantas horas y al que ahora tacha de extrema derecha. ¿Se convertirá el Partido Popular de Casado en la veleta azul? @mundiario

¿Está la fragmentación de la derecha en el propio PP?
Comentarios