Buscar

MUNDIARIO

Fracaso político y desolación ante el futuro de la atención temprana en Orihuela

Un pleno, cargado de insensibilidad ante el problema de Dinoco, sitúa al alcalde de Orihuela (Alicante) en una de las peores crisis de imagen de su consistorio.

 

Fracaso político y desolación ante el futuro de la atención temprana en Orihuela
Emilio Bascuñana, alcalde de Orihuela. / www.revistahincapie.com
Emilio Bascuñana, alcalde de Orihuela. / www.revistahincapie.com

Manuel García Pérez

Escritor y filólogo.

Y Ciudadanos callaba. Esperaba que reaccionaran en algún momento, pero no fue así. El pleno del pasado jueves, 30 de junio, en la ciudad de Orihuela (Alicante) fue desolador para las expectativas que se tenían sobre el equipo de gobierno y sus socios. Una concejala nerviosísima, Sabina G. Galindo, con la voz temblorosa, hiperventilando continuamente, daba lectura a un informe que no aportaba soluciones inmediatas a los niños de atención temprana de la localidad alicantina. Eso sí, en un momento Scarlet O´Hara, nos dejó una frase para la posteridad, sensible donde las haya para padres con hijos afectados con neuropatías. Apunten: “Estoy de esto hasta las narices”. Después de esa sentencia tan emotiva, llena de empatía y comprensión, parece claro que el Servicio de Atención Temprana estaba perdido. Y para siempre.

Y Ciudadanos callaba, porque el concejal Juan Ignacio López-Bas, del que se esperaba vigor y exigencia para defender ante el alcalde una solución definitiva para Dinoco, titubeó, miró con ojos vacíos a la bancada de enfrente y agachó sumiso la cabeza. “Si fuera su nómina...”, dijo una mujer. Luego vino la mayor de las decepciones.

El alcalde, Emilio Bascuñana, no se había preparado la intervención, no había estudiado uno de los problemas más importantes para el que se le había requerido en ese pleno

El alcalde, Emilio Bascuñana, no se había preparado la intervención, no había estudiado uno de los problemas más importantes para el que se le había requerido en ese pleno. Sin folios que leer, improvisaba, hacía aspavientos, salivaba, se autoplagiaba y, en un momento de iluminación suicida, puso en duda las finanzas de Dinoco, sin conocer la ley de confidencialidad de datos. Al ver que la había cagado, pero bien, intentó arreglarlo inmediatamente, pero las moscas y los tábanos ya reposaban sobre la tarima y se frotaban sus apéndices. Solo cabe el esperpento para describir lo que allí se vivió, cuando se había depositado tanta confianza en aquel pleno.

Y Ciudadanos callaba. Está claro que Dinoco, los padres y sus niños están más solos que nunca. Con una concejala que no puede leer en público unas instrucciones y que demostró no conocer la profundidad humana de lo que significa un Servicio de Estimulación, no se puede ir a ningún sitio. Con un alcalde, sin desparpajo, sin claridad expositiva, que se enteró unos días antes de que debía informar sobre el futuro de Dinoco al resto de grupos, y que se menguaba según hablaba, no se puede esperar mucho.

Atención temprana en Orihuela no es la prioridad del PP, ni de C´s. Quedó claro que el Servicio de Estimulación está condenado

Atención temprana en Orihuela no es la prioridad del PP, ni de C´s. Quedó claro que el Servicio de Estimulación está condenado, un servicio de excelencia que ha sacado adelante a tantos niños afectados en nuestra comarca, un servicio de excelencia al que debo agradecer personalmente la recuperación de mis dos hijos.

Orihuela tiene un alcalde que está sobrepasado y que no sabe cómo hacer frente a la gallina de los huevos de oro de lo que podría ser su mayor éxito en la legislatura.

¿Por qué está condenado este servicio? Porque la licitación, que es lo más fácil para este Gobierno y contra la que luchan los padres, tampoco la veo. Si se produjese la licitación, sería un desastre, como está siendo la contratación de otros servicios en varias áreas del Ayuntamiento. Lo comentan los propios funcionarios del Consistorio en el parque donde juegan mis hijos. Y me lo creo después de lo que comprobé el jueves.

Con esos niveles de sensibilidad, de preparación, de agilidad resolutiva y responsabilidad demostrados en el pleno, se les va a colar cualquier empresa. Se la van a meter seguro. De lleno. Y las víctimas serán los niños.

Lo que no entiendo todavía es por qué Eva Ortiz no se pronuncia sobre este asunto. Habrá que preguntárselo. Me temo además que Albert Rivera comienza a tener un problema en Orihuela. Habrá que preguntárselo también. No es la primera vez que una mayoría absoluta del PP en las generales ha terminado con una pérdida masiva de sus votos en las municipales. Dinoco no será la causa, porque los padres de Dinoco son una minoría y apenas tienen fuerza, y algunas familias tienen miedo a ser visibles. Mucho miedo. Y Ciudadanos, llave de este gobierno, callaba.