La Fiscalía de Venezuela acusa al régimen de violar los derechos humanos

Imagen de una manifestación en Venezuela. / twitter
Imagen de una manifestación en Venezuela. / twitter

Luisa Ortega Díaz ha vuelto a cargar contra el presidente y asegura que muchas de las muertes de manifestantes fueron provocadas por las fuerzas de seguridad del Estado.

La Fiscalía de Venezuela acusa al régimen de violar los derechos humanos

Luisa Ortega Díaz ha tenido un nuevo gesto de rebeldía contra el régimen de Nicolás Maduro. La fiscal general de Venezuela, quien ya en su momento criticó al presidente por haber despojado de sus poderes a la Asamblea Nacional, denunció este miércoles múltiples violaciones a los derechos humanos ejecutadas por los cuerpos de seguridad del Estado durante las manifestaciones que desde el pasado 1 de abril tienen en completo caos a las calles del país caribeño. De igual forma, Ortega Díaz respondió a las versiones oficiales que ha dado el Palacio de Miraflores respecto a las muertes que han dejado esos mismos choques.

De acuerdo al despacho de la fiscal, cuando menos unos 500 de los algo más de 1.000 heridos en estas protestas se encuentran así por culpa de los organismos de seguridad. El Ministerio Público compartió que estas movilizaciones han dejado un saldo de 55 personas fallecidas, siete de ellas el lunes de esta semana en el Estado de Barinas, donde nació el fallecido comandante Hugo Chávez. De esas víctimas mortales, tres eran de las fuerzas de seguridad y los restantes cuatro, civiles.

La funcionaria confesó que 19 agentes de estos organismos han sido imputados por su supuesto involucramiento en violaciones a los derechos humanos. Ortega Díaz citó el ejemplo de Juan Pernalete, quien falleció el 28 de abril en una protesta en plaza Altamira, en el este de Caracas. La muerte de Pernalete fue provocada por el impacto de un arma artesanal que fue disparada por otro manifestante, según reveló el despacho de Maduro. La jefa del Ministerio Público, no obstante, replicó que el deceso del caraqueño se debió a una bomba lacrimógena lanzada por un agente de la Guardia Nacional, la cual le estalló en el pecho.

"La normativa nacional e internacional prohíbe que las bombas lacrimógenas sean arrojadas directamente a las personas", aseguró la fiscal, quien hizo un llamado a las fuerzas para que procedan siguiendo y respetando todas las normativas pertinentes. De paso, mencionó varias denuncias que su despacho ha recibido contra elementos del Ejército que participaron de los multitudinarios y caóticos saqueos en todo el país.

Posteriormente, la fiscal pidió a los diversos líderes políticos que evitaran "speculaciones sobre los móviles de las muertes ocurridas por hechos de violencia", en referencia a los vídeos y supuestas pruebas periciales que transmiten los medios oficiales para culpar de todas estas muertes a los mismos protestantes opositores. La Fiscalía es el único organismo con poder para determinar y apuntar responsables, dignificó.

Pero Ortega Díaz tuvo también material para hablar sobre los llamados colectivos, grupos de choque patrocinados por el presidente. El Ministerio Público desarrolla ya 16 investigaciones sobre grupos civiles fuertemente armados incitaron a la violencia a otros civiles. Finalmente, la fiscal criticó el sistema forzado por el Gobierno en el que los manifestantes capturados durante las movilizaciones son llevados directamente a las autoridades de la justicia militar, asegura El País. "Las personas tienen derecho a ser juzgadas por sus jueces naturales", explicó, y dijo que han logrado que se retiren dos de las siete investigaciones hechas por las autoridades castrenses.

A día de hoy, el Ministerio Público asegura que desarrolla hasta 1.479 investigaciones por los hechos de violencia acumulados desde el pasado 1 de abril; 1.329 son contra personas y los restantes 150 contra la propiedad.

El caos se instaló en Venezuela desde el día que el Tribunal Supremo, a las órdenes de Maduro, decidió dejar al país sin Organismo Legislativo al despojar de sus poderes a la Asamblea Nacional. La medida fue tomada como un golpe de Estado y, pese a que el Supremo rectificó horas después, la caja de Pandora se abrió.

Las protestas son constantes y cada vez más concurridas. La oposición ha dicho que las esperanzas de salir de esta crisis mediante negociaciones se han evaporado. Maduro se defiende como puede e inclusive ha llegado a armar milicias para que le defiendan de las efervescentes manifestaciones. Pero el desorden y rompimiento del país no parecen estar dispuesto a cesar.

Su más reciente disparate fue la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, la cual, pese a sus gestos de buena voluntad, será redactada para garantizarle el poder sí o sí. El primer paso para esta asamblea fue dado a principios de semana enmedio del rechazo de prácticamente todo el país, menos los chavistas, que saben que su guía espiritual está más que nunca contra las cuerdas.

 
MUNDIARIO te ofrece la opción de suscribirte a otros análisis de Política.

 

La Fiscalía de Venezuela acusa al régimen de violar los derechos humanos
Comentarios