Para el fiscal, el independentismo quiso que el Estado claudicase con métodos violentos

Javier Zaragoza, fiscal. / Mundiario
Javier Zaragoza, fiscal. / Mundiario

El ministerio público sostuvo que se ha demostrado que hay riesgo de fuga y de reiteración delictiva para denegar las peticiones de libertad de los acusados. El fiscal rechazó la afirmación de las defensas de que haya pruebas a las que no han tenido acceso.

Para el fiscal, el independentismo quiso que el Estado claudicase con métodos violentos

El independentismo quiso que el Estado claudicase con métodos violentos, dijo el fiscal de sala Javier Zaragoza en el juicio al procés que se celebra en el Tribunal Supremo. En la primera jornada del juicio afloró un severo pulso entre los abogados de los procesados y sus opuestos estilos. En la segunda, con turno para los fiscales, llegaron los reproches jurídicos a los procesados independentistas.

“No es un juicio contra el independentismo en general, sino contra los graves hechos ocurridos en Cataluña en el otoño de 2017. Los independentistas trazaron un plan criminal de gran alcance y complejidad", dijo también el fiscal Javier Zaragoza.

Para el fiscal Javier Zaragoza, los acusados "quisieron hacer claudicar al Estado", por lo que les acusó de emplear "métodos violentos"

El fiscal Javier Zaragoza aludió a las pruebas solicitadas por las defensas y rechazadas por el tribunal. Recordó que el Rey está "exento de declarar" por el artículo 412 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y también que "los procesados rebeldes" Carles Puigdemont y Marta Rovira no pueden declarar en el juicio.

"Pretender que alguien procesado rebelde aquí declare por videoconferencia como testigo quebrantaría todas las prácticas procesales que regulan la prueba en el juicio", explicó el fiscal Javier Zaragoza.

El ministerio público sostuvo que se ha demostrado que hay riesgo de fuga y de reiteración delictiva para denegar las peticiones de libertad de los acusados. El fiscal rechazó la afirmación de las defensas de que haya pruebas a las que no han tenido acceso.

Ante el Tribunal Supremo, la acusación pública continuó con el otro fiscal de sala, Fidel Cadena, que en su intervención habló de una "rebelión" en la que se crea una legislación paralela en un "cóctel explosivo de unilateralidad", donde el papel de los Mossos d'Esquadra resultó clave: "se ponen completamente al lado de la rebelión". 

Para el fiscal Fidel Cadena, "no hay legalidad democrática fuera de la legalidad constitucional". También dijo que "no existe el derecho a la autodeterminación en la Constitución", que "sí reconoce un derecho a decidir" que "corresponde a todos los ciudadanos españoles".

Tras la exposición de la Fiscalía se programó el turno de la Abogacía del Estado y la acusación popular, que ejerce el partido político Vox. @mundiario

Para el fiscal, el independentismo quiso que el Estado claudicase con métodos violentos
Comentarios