El Fiscal General de Estados Unidos ordena juzgar más rápido a los inmigrantes

Jeff Sessions. / RR SS
Jeff Sessions. / RR SS

La orden establece que los inmigrantes deben ser perseguidos criminalmente y juzgados por sus delitos fronterizos. El Fiscal prometió una guía de actuación más detallada y recursos para llevarla a cabo en el futuro.

El Fiscal General de Estados Unidos ordena juzgar más rápido a los inmigrantes

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ordenó a todos los fiscales federales del país hacer de los casos de inmigración una prioridad. El máximo responsable de la Justicia de Estados Unidos acudió este martes hasta la frontera de Nogales, Arizona, separada por una valla de Nogales, Sonora; para llevar la retórica de su Gobierno sobre la frontera.

“Para el Departamento de Justicia es una alta prioridad establecer la legalidad en nuestro sistema de inmigración”, cita el memorándum enviado a los fiscales.

La orden establece que la prioridad de los fiscales deberá ser presentar cargos criminales contra cualquier persona que sea encontrada pasando inmigrantes por la frontera. En ese sentido, Sessions, reconoce la complejidad que puede representar la toma de decisiones cuando no se cuenta con suficientes recursos, al tiempo que destaca que el proceso a seguir será juzgar primero a aquellos que trasladan a más de tres personas.

Asimismo, recomienda que se persiga criminalmente a cualquiera que tenga antecedentes de haber entrado de manera irregular en el país, a aquellos que busquen matrimonios por conveniencia para arreglar su estancia en Estados Unidos, a cualquier inmigrante irregular que tenga antecedentes por delitos violentos, y a cualquiera que tenga documentos falsos, algo muy habitual porque son imprescindibles para sobrevivir en la nación.

Por último, el memorándum ordena a todos los distritos judiciales federales de Estados Unidos designar a un “coordinador de la frontera” que sea responsable de asegurar que se siguen las guías y mantenga al día la información sobre las actuaciones de la fiscalía en materia de inmigración irregular.

“La falta de ley, la abdicación en el deber de reforzar nuestra frontera y la vieja práctica de detener y soltar se han acabado”, dijo Sessions en Nogales.

El fiscal general ha adoptado la visión del presidente Donald Trump, quien en su campaña hizo énfasis en una frontera fuera de control, en la que la gente entra como quiere mientras la policía fronteriza está con las manos legalmente atadas. Esto ocurre, entre otras razones, porque los agentes tienen un margen de discreción para decidir quién supone una amenaza para la seguridad, quién tiene razones para reclamar asilo o quién se encuentra en situación de peligro. En ocasiones, los agentes se ven obligados a soltar a los detenidos con una orden de presentarse en el juzgado simplemente porque no tienen un lugar físico donde mantenerlos retenidos.

Las declaraciones de Sessions anuncian la intención del establecimiento de la era de Trump, en la que se acabará con cualquier margen de discrecionalidad, tanto de los agentes fronterizos como de los fiscales a la hora de presentar cargos criminales. Cualquiera que cruce la frontera sin los papeles en regla debe ser detenido y mantenido bajo custodia hasta que se le pueda presentar ante un juez.

Aun no está claro si el sistema de justicia o las infraestructuras de detención de inmigrantes, estén preparados para la aplicación furiosa del código penal como propone el Departamento de Justicia. Actualmente, hay un atraso de más de 500.000 casos en las cortes de inmigración de Estados Unidos. Sessions ya ha enviado 25 jueces para reforzar los juzgados de inmigración y este martes prometió que antes de que acabe el año habrá 50 jueces más dedicados a este cometido.

El Fiscal General de Estados Unidos ordena juzgar más rápido a los inmigrantes
Comentarios