El fiscal general de Brasil denuncia a Lula da Silva y Dilma Rousseff por asociación ilícita

Dilma Rousseff y Lula da Silva, expresidentes de Brasil. en.mercopress.com
Dilma Rousseff y Lula da Silva, expresidentes de Brasil. / en.mercopress.com

Rodrigo Janot ha acusado a los expresidentes de formar una organización criminal para desviar fondos de la petrolera estatal Petrobras.

El fiscal general de Brasil denuncia a Lula da Silva y Dilma Rousseff por asociación ilícita

Los escándalos por corrupción en Brasil siguen creciendo y dejando a los grandes políticos contra las cuerdas. Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff han enfrentado varias causas abiertas por irregularidades en sus gobiernos y ahora, a la lista se une un escándalo más: el fiscal general, Rodrigo Janot, ha acusado a los expresidentes de formar una organización criminal para desviar fondos de la petrolera estatal Petrobras.

Janot ha asegurado ante el Tribunal Supremo brasileño que Lula da Silva y Rousseff, además de otros ocho miembros del Partido de los Trabajadores (PT), presuntamente habrían cometido una serie de crímenes, como la formación de cártel, corrupción y lavado de dinero dentro de la trama corrupta destapada en el seno de la petrolera estatal Petróleo Brasileiro.

Según el fiscal “los crímenes habrían sido practicados por lo menos desde mediados de 2002 hasta el 12 de mayo de 2016”, fecha en la que Rousseff fue separada de la presidencia en el marco de un juicio de impeachment. Así mismo, por medio de un extenso comunicado, Janot, ha destacado que todos los implicados son sospechosos de "promover, constituir, financiar o integrar, personalmente o por terceras personas, organización criminal" y acusa a Lula da Silva de ser el líder de la asociación ilícita. “En ese sentido, Lula (…) fue un importante líder, sea porque fue uno de los responsables por la formación de la organización y por el diseño del sistema de recaudación de sobornos, sea porque, en calidad de presidente de la República durante ocho años, actuó directamente en la negociación espuria en torno al nombramiento de cargos públicos”, se lee en el texto de 230 páginas.

La denuncia también apunta hacia otros partidos políticos como el del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el actual presidente Michel Temer. En concreto, la acusación expone que el PT habría recibido sobornos por mil 485 millones de reales (unos 475 millones de dólares al cambio actual) “por medio de la utilización de órganos públicos como Petrobras, el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) o el Ministerio de Planificación”.

La causa ha pasado a manos del magistrado Luiz Edson Fachin, responsable del caso Petrobras en el Supremo, quien ahora se encargará de citar a los acusados para que presenten una respuesta en la segunda sala del máximo órgano judicial de Brasil. La pena en el país por asociación criminal es de tres a ocho años de prisión más una multa económica.

Por su parte, el PT dijo en un comunicado que los cargos carecen de fundamentos y que están siendo utilizados para desviar la atención sobre otras investigaciones. Así mismo, un representante de Rousseff señaló que la oficina del fiscal Janot no ofreció evidencia suficiente de los crímenes y exigió a la Corte Suprema garantizar el derecho a la defensa. Mientras que el abogado de Lula da Silva dijo que la ley está siendo mal utilizada para perseguir al político más querido y popular de la nación.

La denuncia llega para completar la lista de escándalos de corrupción que han protagonizado los políticos brasileños en los últimos años. La acusación de Janot figura dentro de los primeros cargos criminales presentados contra Dilma Rousseff, removida de la presidencia tras ser declarada culpable de violar las leyes presupuestarias. En el caso de Luiz Inácio Lula da Silva, el exmandatario ya fue condenado a nueve años y medio de prisión, por una causa derivada de uno de los seis procesos abiertos con la Justicia que afronta, la mayoría relacionados con el caso Petrobras, que ya ha enviado a prisión a importantes políticos y empresarios.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

El fiscal general de Brasil denuncia a Lula da Silva y Dilma Rousseff por asociación ilícita