La financiación ilegal de los partidos, algo que España no puede permitirse

Una imagen relativa a la corrupción en España.
Sobre de mano en mano desde épocas inmemorables.

La financiación ilegal de los partidos políticos es el principio de un camino de corrupción y fraude que conduce a un país al subdesarrollo al viejo estilo de repúblicas bananeras.

La financiación ilegal de los partidos, algo que España no puede permitirse

No es algo nuevo de los politicos actuales, es algo instaurado desde que los partidos van ocupando el poder a partir de la Constitución de 1978. No se salva nadie aunque unos empezaron antes y otros después. Los primeros casos ya saltaron a la luz con el entramado de empresas (Filesa, Time-Export y Malesa) cuyo único fin era financiar las campañas electorales del PSOE, y donde se implicó a Guillermo Galeote, mientras el PP tenía el caso Naseiro que salta a la luz poco después de la llegada de José María Aznar a la Presidencia del partido. Como ha seguido ocurriendo hasta nuestros días, los cabezas de turco has sido los tesoreros porque son los que asumían el riesgo de acabar en los tribunales y aparentemente tenían la costumbre de cobrar una sustanciosa parte por realizar su labor de intermediación. Así fueron entrando más y más gente en el negocio a la vista de que la sangre nunca llegaba al río y hoy puede afirmanse que no queda partido con cuotas de poder que no tenga o haya tenido encausados, y cito: PP, PSOE, CIU, PNV, PAR, CC, CIB, UM, BNG, UPN, ERC, y muchos más pequeños o locales, incluyendo también los sindicatos que aparecen en los casos de las tarjetas black o de Andalucía. 

Los únicos partidos que no han participado son los de nueva creación aunque Podemos ha sido investigado por la posible financiación ilegal desde Venezuela o Irán sin que se haya podido demostrar a la fecha. Queda Ciudadanos que ha asumido el compromiso de abrir una investigación desde el Parlamento sobre las responsabilidades políticas del PP, pero el PP ha salido respondón y dice ¿y por qué solo se me investiga a mí? Probablemente C's siga adelante por ser un partido limpio, a lo que ayuda que no haya querido entrar en gobierno alguno, y la voluntad de serlo, y que parece tener la firme convinción de luchar para que esto acabe, y no es el único. Ya hay voces en el PSOE o Podemos que quieren poder fin a esto, y hasta algunos cargos del PP, aunque no faltan voces que no lo aprueban. En general hay un clima de querer empezar una etapa nueva con la excepción de PdCAT, antigua CDC, donde Pujol y Artur Mas siguen negando las irregularidades que se les imputan.

Lo que pensamos muchos ciudadanos es que cuando se comete un delito hay que castigar al delincuente, pero sobre todo lograr que no vuelva a ocurrir. En España los castigos no son severos, y ahí están Matas, Blesa y tantos otros para demostrarlo, pero sobre todo tenemos un sistema tan garantista que resulta complicado que alguien sea condenado en firme y mucho más que lo sea en un plazo donde a la gente todavía nos dure algo de rencor y los encausados no sean pobres ancianos.

La financiacion ilegal de los partidos es algo evidente, solo hay que preguntar a los empresarios que se han visto obligados a pagar si querían  trabajo, una especie de impuesto revolucionario que es el origen de todos los males. Si nadie cobrase porque las adjudicaciones fuesen limpias, las empresas no necesitarían generar dinero negro, no habría necesidad de facturas falsas, los intermediarios tipo Barcenas o Correa no existirían, y tampoco fraude o corrupción institucionalizada. No habría intercambio de favores y Hacienda dedicaría más recursos a averiguar porqué las grandes empresas solo pagan entre el cero y el 3%.

No somos tan ingenuos de no pensar que a pesar de suprimir la financiación irregular, la que da lugar a sobresueldos y sobres clandestinos, siempre quedarían algunos políticos o algunos empresarios tentados a hacer favores pagados, pero eso sería un 20% de lo que es ahora y la lucha contra ello se debería centrar en un endurecimiento de las penas, en hacerlas efectivas y en que nadie salga libre sin restaurar lo defraudado.

Desde aquí animamos a Ciudadanos a tomar iniciativa por un pacto con todos los partidos para que renuncien a esa forma de financiar campañas y sobresueldos, y se establezcan controles para no caer en la tentación, y animamos también a todos los partidos a romper con el pasado y a ser más europeos. Es duro cuando se está en los tribunales con gente amenazando tirar de la manta, pero ha llegado el momento de pensar en el futuro de este país porque si ellos no piensan nosotros pensaremos por ellos y premiaremos al que lo haya intentado.

La financiación ilegal de los partidos, algo que España no puede permitirse
Comentarios