Fernando Haddad, sucesor de Lula, logra despegar en las encuestas

Fernando Haddad, candidato a la presidencia de Brasil; y Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. RR SS.
Fernando Haddad, candidato a la presidencia de Brasil; y Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. / RR SS.

Los últimos sondeos de Brasil dejan ver que el candidato a la presidencia por el Partido de los Trabajadores logró ascender al segundo puesto en popularidad, posicionándose a nueve puntos del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Fernando Haddad, sucesor de Lula, logra despegar en las encuestas

Luego de que Luiz Inácio Lula da Silva decidiera retirarse de la contienda electoral por estar cumpliendo una condena por corrupción, nombró como su sucesor a Fernando Haddad, que hasta hace poco estaba muy lejos de alcanzar la popularidad suficiente como para creer que pueda convertirse en el próximo presidente de Brasil. Pero esta semana las cosas han cambiado según detallan los últimos sondeos donde se perfila que Haddad finalmente ha logrado ascender en las encuestas. El exalcalde de São Paulo se ubica por debajo del ultraderechista Jair Bolsonaro, que cuenta con 28% de aprobación del electorado, mientras que el puntaje de Haddad sube hasta el 19%.

Las cifras dejan ver que Lula sigue saliéndose con la suya a pesar de encontrarse en la cárcel, porque luego de dar todo su apoyo al exalcalde, sus votantes han decidido seguir sus pasos. El apoyo del expresidente es importante, porque a pesar de estar condenado por corrupción, las últimas encuestas demostraban que hasta el 39% de los votantes estaban dispuestos a prestarle sus votos, quedando muy por encima de todos sus contrincantes.

Con la fuerza de Lula, el Partido de los Trabajadores (PT) continúa en pie como una potencia electoral, algo que sucede de forma ininterrumpida desde 1994. Desde ese año, el partido ha posicionado a su candidato en la segunda vuelta y ha ganado los comicios desde el año 2002. De lograr que Haddad consiga la presidencia, el PT podría dejar atrás la crisis que enfrentaba desde que Dilma Rousseff sufriera el impeachment 2016, y luego Lula culminara en la cárcel.

El problema es que Haddad sigue siendo bastante impopular entre la clase media-baja de Brasil. Por lo que el electorado también buscaría apoyar a la tercera fuerza que viene despuntando fuertemente desde que la reelección de Lula fuera imposible. Ese sería Ciro Gomes, un candidato de centro-izquierda que tiene como ventaja la facilidad formar alianzas políticas y conseguir el apoyo de varios sectores opositores al ultraderechismo de Bolsonaro y el autoritarismo del PT.

Los expertos apuntan a que Haddad llegue a la segunda vuelta, donde finalmente podría superar a Bolsonaro buscando también el apoyo de otros partidos. El candidato de la ultraderecha es cada vez menos popular entre las clases media-baja, la población mestiza y cuenta con prácticamente el nulo apoyo del voto femenino. @mundiario

Fernando Haddad, sucesor de Lula, logra despegar en las encuestas
Comentarios