Fernández pone en marcha un plan para reformar el sistema judicial de Argentina

Alberto Fernández en un acto con sus simpatizantes. / Twitter
Alberto Fernández. / Twitter
El presidente argentino apunta contra los tribunales federales, a cargo de las causas por corrupción, como una bandera dentro de su Administración. 
Fernández pone en marcha un plan para reformar el sistema judicial de Argentina

Alberto Fernández sigue con sus cambios en su Administración. El presidente argentino ha anunciado una reforma del sistema de justicia para resolver uno de los grandes problemas del país. A falta de los detalles, la gran cuestión consiste en si los políticos renunciarán a servirse de los jueces, y si los jueces dejarán de hacer política.

Sin embargo, la medida del mandatario solo sería un guiño para ayudar a los dirigentes kirchneristas encarcelados por corrupción han quedado libres desde que, en diciembre, el peronismo volvió al poder. Mientras mandaba el expresidente Mauricio Macri permanecían en prisión preventiva a la espera de sentencia firme.

Con Fernández en la presidencia, los jueces han decidido que ya no hace falta tanta prevención. Es un reflejo automático: los tribunales se mueven según sopla el viento del poder. Y nadie representa mejor que los 12 juzgados federales de Comodoro Py, cerca de la plaza bonaerense de San Martín. Fernández quiere acabar con el “oligopolio” de la justicia federal, encargada de instruir las grandes causas de corrupción política y crimen organizado

Mientras las conversaciones son confidenciales, tanto un juez como un abogado se refieren al “inexplicable tren de vida” de ciertos jueces federales o a aquel sobreseimiento “por falta de mérito”, de poco más de un folio, por el que dos magistrados cobraron cada uno un soborno de cinco millones de dólares, o a que para que tal juez acepte un recurso hace falta contratar los servicios de su yerno abogado, cita El País. 

Si se privilegia a los juzgados vacantes en la reconversión a juzgado federal, el poder Ejecutivo podría designar a sus jueces preferidos. De esa sospecha habla el magistrado Gallo Tagle, agrega el mencionado medio. También se refiere al riesgo de una mayor politización Carlos Rívolo, fiscal federal y presidente de la Asociación de Fiscales: “Que empiecen por despolitizar el Consejo de la Magistratura [donde los parlamentarios tienen mayoría] y a partir de ahí se puede hacer algo serio”. @mundiario

Fernández pone en marcha un plan para reformar el sistema judicial de Argentina
Comentarios