Fernández culpa a López y Sánchez de que el PSOE siga en plena tormenta

Javier Fernández. / catalunyapress.es
Javier Fernández. / catalunyapress.es

El jefe de la Comisión Gestora ha insistido en que el partido tomará todavía un buen tiempo en recuperarse de su abrupta y tempestuosa crisis del año pasado.

Fernández culpa a López y Sánchez de que el PSOE siga en plena tormenta

El proceso para que la paz vuelva a establecerse de forma definitiva otra vez en el PSOE apunta a que tardará bastante. Así lo ha dejado ver Javier Fernández, jefe de la Comisión Gestora que maneja hoy por hoy los hilos del partido. Fernández pretende extender lo más que se pueda su mandato para que la agrupación sobreviva lo mejor posible a la tormenta que se desató tras la salida de Pedro Sánchez el año pasado. Sánchez y Patxi López, aclara el asturiano, son los principales responsables de que este proceso apunte a demorar tanto.

"No estoy pensando si puede ser un plazo demasiado largo o no, evaluenlo ustedes -en referencia a los medios de comunicación-. Puede parecerlo pero no porque los ya precandidatos hablen de sus propuestas, sino porque muy pronto algunos militantes decidieron anunciar sus candidaturas", dijo frente a varios periodistas. Fernández cree que se está exagerando el tiempo que está tomando la reconstrucción del partido, criticado por varios de los pesos pesados de Ferraz.

Pero Fernández sí que intenta respetar la neutralidad que le supone su cargo de ser el máximo responsable del PSOE y evitó dar cualquier comentario respecto a los dos contendientes. Y eso pese a que ambos han estado muy activos o lo estarán en estos días. Por ejemplo, Sánchez presenta hoy lunes el documento que le servirá de lámpara en su camino a la secretaría general. López, entretanto, propuso recientemente que la militancia sea la encargada de ratificar la decisión de derrocar al mandamás en cualquier Comité Federal.

El jefe de la gestora se mantiene muy conservador en su proceder como líder del partido, por lo que defiende férreamente la democracia representativa en los órganos socialistas. Ante eso, el plan de López no le ha hecho ninguna gracia, aunque evitó pronunciarse deliberadamente y se limitó a decir que la decisión de "botar" al secretario queda en manos del comité como se ha hecho hasta ahora.

Fernández tampoco quiso decir nada al respecto de si Sánchez le dijo algo a él o al partido sobre una supuesta propuesta de negociación con el PP que encargó en verano a José Enrique Serrano y Jordi Sevilla. Esa supuesta propuesta se dará a conocer en un libro que el exsecretario publicará próximamente, según escribe eldiario.es. "No voy a hacer valoraciones respecto a los protocandidatos, precandidatos o militantes que dicen que van a ser candidatos", dijo al respecto.

Llevó su neutralidad hasta la candidatura de Susana Díaz. Fernández no quiso opinar si la andaluza será capaz de llevar al mismo tiempo la Junta de Andalucía con la secretaría general del partido -aunque todavía no ha proclamado ni siquiera su candidatura a la misma-. "No tengo que dar ninguna lección. Supone un sobreesfuerzo. Cuando uno esta en dos sitios a la vez tiene que hacer un esfuerzo adicional", opinó.

Fernández culpa a López y Sánchez de que el PSOE siga en plena tormenta
Comentarios