Buscar

MUNDIARIO

Felipe González pide a los políticos que “guarden las navajas” y trabajen en un acuerdo

El expresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE también aseguró en NEF online que no participaría en el impulso de un nuevo partido progresista en España. “No me sumaría a la creación de otro Partido Socialista”, sentenció.
Felipe González pide a los políticos que “guarden las navajas” y trabajen en un acuerdo
Felipe González en NEF online. / Mundiario
Felipe González en NEF online. / Mundiario

Redacción

Análisis de @mundiario

El expresidente del Gobierno Felipe González hizo en NEF online un llamamiento a la “unidad” y al “acuerdo” para poder superar la “incertidumbre” que se presenta en la sociedad con la pandemia por Covid-19, y para lo que pidió a los políticos actuales que "guarden las navajas" y trabajen por el interés general. Durante este encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum, el expresidente sostuvo la tesis de que “lo peculiar” de esta situación es “la incertidumbre que genera” hasta el punto de que “la única certidumbre es la incertidumbre".
Se mostró confiado de que “saldremos de esta”, por lo que envió “mucho ánimo” a los ciudadanos ante la responsabilidad que tienen ante sí una vez se salga del estado de alarma. También trasladó que los representantes políticos “tienen la obligación de facilitar la salida poniéndose de acuerdo en una sucesión de pactos que son inexcusables”. “Por tanto, que guarden las navajas que parece que tienen en la boca y que se pongan a discutir los temas que importan al interés general, es decir a los ciudadanos”, reflexionó.

González pidió “por favor” que haya una apuesta por la “unidad” y el “pacto”, no sólo en el marco político, que también, sino con los agentes económicos y sociales. “No un pacto, sino una metodología de pactos”. “Hay que variar la dinámica de los pactos para adaptarnos a la situación”, aclaró.

“Necesitamos acuerdos, respetar el marco constitucional” para “ni recentralizar ni centrifugar el poder” porque, “la cogobernanza” de la que se habla ahora en este periodo excepciones “es el método habitual, normal, de funcionamiento de nuestro estado de derecho”.

González admitió que le "preocupa la crispación política porque dificulta la dinámica de pactos, y los pactos me parecen absolutamente imprescindibles”. “Los ciudadanos, reflexionó el expresidente, quieren pactos, acuerdos, están cansados de que lo que se discute en el Parlamento tenga poco que ver con la realidad”, remachó.

El expresidente sostuvo que ahora “no hay mimbres” para pensar en una reforma constitucional y, aunque le “gustaría” que se pudiera abordar la “descentralización” de las autonomías se corre el riesgo de crear “reinos de taifas”. Pero ahondó en la necesidad de establecer una “sucesión de pactos, llamémosles de Estado”, para abordar la nueva situación porque se trata de un “proceso que va a durar varios años” y “lo importante es ponerse de acuerdo”. “Esto no va de un Presupuesto, va de varios presupuestos y de varios años, y de medidas de reconstrucción, y creo que eso no lo puede hacer un gobierno solo”, concluyó.

“No me sumaría a la creación de otro Partido Socialista”

Por otra parte, Felipe González aseguró en NEF online que no participaría en el impulso de un nuevo partido progresista en España. “No me sumaría a la creación de otro Partido Socialista”, sentenció. “Los que discrepen de la línea actual del Partido o del Gobierno”, dijo en este encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum, “tienen el privilegio y la obligación de decirlo”. González dejó clara esta posición cuando se le preguntó por los que alientan discrepancias con la línea política que marca el actual líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El expresidente recordó que estuvo 23 años al frente del PSOE, con el cargo de secretario general para el que fue elegido “en el exilio”. Por ello, zanjó, “nunca propondría que hubiera una ruptura”, máxime cuando “demasiadas rupturas estamos viendo en la realidad política española”. Por otra parte, González comentó que no calcula cuánto tiempo hace que habla o no con Sánchez porque cree que “no es significativo”, pero contó que tenían “comprometidas dos o tres citas que se han frustrado” por lo vivido en los últimos meses. En este sentido, sostuvo que él está “siempre disponible” para quién le quiera para conversar pero que “nunca” va a actuar con las “impertinencias” que asegura que hacen algunos porque no busca “interferir” en el que siempre ha sido su partido político. @mundiario