Feijóo califica el espionaje contra Sánchez como “casualidad política no menor”

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y Alberto Núñez Feijóo, nuevo líder del PP, en una reunión en enero de 2021. / Sala de comunicación Xunta de Galicia
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y Alberto Núñez Feijóo, nuevo líder del PP, en una reunión en enero de 2021. / Sala de comunicación Xunta de Galicia

Los partidos políticos reaccionan negativamente contra el anuncio del espionaje contra Sánchez y la ministra Robles, y cuestionan el momento en que se informa.

Feijóo califica el espionaje contra Sánchez como “casualidad política no menor”

El anuncio dado por el Gobierno acerca del espionaje contra el presidente Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha aguado la celebración del Dos de Mayo en la Comunidad de Madrid. Los partidos, desde cada una de sus posiciones ideológicas, han rechazado este lunes que los altos cargos del Gobierno hayan sido infectados por Pegasus, y alertan de la necesidad de mayor seguridad de Estado.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha insinuado en medio de la celebración del día de la Comunidad de Madrid, que conocer justo en esta jornada el caso de espionaje, es “una casualidad política no menor”. “Llevamos 15 días hablando de espionaje y escuchas y es la primera explicación que recibimos en este tiempo”, ha dicho Feijoó desde la Puerta del Sol, aunque reafirmó su “total apoyo” de su partido al Gobierno.

“Nos ha sorprendido negativamente que hoy nos enteremos que en el año 2021 han sido espiados. Probablemente haya sido casualidad, pero lo cierto es que se produce en pleno debate con los independentistas por la estabilidad del gobierno”, ha dicho el líder de los populares, al tiempo que aseguró que el jefe de Gabinete del Ejecutivo se comunicó con la suya “minutos antes” del anuncio, para informarle acerca del caso de espionaje.

Feijóo ha indicado directamente que se trata de un “debilitamiento” de la seguridad del Estado, y se ha mostrado dispuesto a saber si acaso su móvil también habría sido infectado con el programa de espionaje. Además, criticó nuevamente que los partidos independentistas puedan conocer secretos de Estado al integrar la comisión de secretos oficiales, dado que considera que las alianzas con los nacionalistas catalanes y vascos son “un mal acuerdo que debilita a las instituciones”.

Ciudadanos carga contra el Gobierno

El portavoz de los naranjas, Edmundo Bal, ha sido muy abierto al denunciar que permitir la infección de los móviles de Sánchez y de Robles, se trata de “un fallo inadmisible”, en la seguridad del Estado, y advierte que desde su partido consideran que la magnitud del caso es de una importante gravedad. Por lo tanto, Bal ha detallado que su grupo parlamentario se encuentra preparando una batería de preguntas para interrogarle al Gobierno y “conocer hasta el último detalle de este caso”.

Para Ciudadanos, la información aportada por los ministros del Ejecutivo resulta “insuficiente”, por lo que los ha dejado “muy preocupados” que un agente externo a los servicios de Inteligencia españoles, puedan adquirir y usar Pegasus, algo que supuestamente sólo podrían hacer los Estados. Sin embargo, no ha ofrecido detalles acerca de si la banca naranja apoyará una comisión de investigación en el Congreso.

Unidas Podemos no conocía del espionaje  

Desde la bancada morada, los militantes de Podemos y miembros del Gobierno de coalición, piden que se lleven las investigaciones “hasta el final”, para “depurar responsabilidades”, sin embargo, fuentes citadas por distintos medios de comunicación informan de que la vicepresidenta segunda del Gobierno, la ministra de Trabajo de Podemos, Yolanda Díaz, se enteró del espionaje contra el presidente y contra la ministra Margarita Robles “minutos antes” previos a la rueda de prensa urgente que convocaron la portavoz del Ejecutivo y el ministro de Presidencia.

De acuerdo con El Periódico, el “ala morada del Gobierno no sabía nada”. “Nadie les informó sobre los informes del Centro Criptológico Nacional” que revelaron las verificaciones necesarias que indican que los móviles de altos cargos del Gobierno español fueron intervenidos. “Tan solo unos minutos antes de que empezara la rueda de prensa, cuando todo el mundo hacía cábalas sobre su contenido, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, fue informada del contenido de la misma”, alega el diario, citando fuentes próximas a la funcionaria.

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha subrayado en que se trata de “un ataque a la seguridad del Estado”, por lo que los “responsables políticos no pueden quedar impunes”, y ha exigido que el Gobierno proteja a la democracia garantizando que no volverá a ocurrir. Mientras que Ione Belarra, secretaria general de la formación morada y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 en el Ejecutivo de coalición, pide que rueden cabezas dado que “es un fallo inasumible”.

En esa misma línea se ha pronunciado el ex vicepresidente del Gobierno y antiguo líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha pedido directamente la dimisión del ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska y de la ministra Margarita Robles. “Creo que es evidente que no pueden seguir en sus cargos por una cuestión de seguridad”, ha afirmado en declaraciones a RAC1. “La primera obligación de un ministro del Interior y de una ministra de Defensa es proteger al presidente del Gobierno. Si no han podido proteger el teléfono móvil del presidente, por mucho que se coloquen también como víctimas, creo que su situación es insostenible”, ha dicho. @mundiario

Feijóo califica el espionaje contra Sánchez como “casualidad política no menor”
Comentarios