Feijóo busca una nueva victoria y vira la nave hacia el frente y sin titubeos

Alberto Núñez Feijóo.

"Destila usted dotes de gran estratega que auguran buenos resultados al final de la batalla. Mantenga la guardia y conseguirá lo que Don Juan de Austria en Lepanto", dice la autora.

Feijóo busca una nueva victoria y vira la nave hacia el frente y sin titubeos
Hace 444 años tal día como este miércoles 7 de octubre de 1571 la Liga capitaneada por Don Juan de Austria conseguía la victoria en la batalla de Lepanto. Y este 7 de octubre de 2015 me vino a la memoria una situación similar. El contundente envite que el adalid de Galicia daba hace escasas 72 horas. Feijóo parecía emular al comandante de dicha flota virando hacia un nuevo rumbo, de frente y sin titubeos, para abordar la problemática que propició la marea surgida de las elecciones municipales, consecuencia de la crisis económica entre otras cosas, y lo hace igual que don Juan entre el Peloponeso y Epiro, yendo directamente a su encuentro.

Esta remodelación que todos conocimos por sorpresa el pasado domingo cuando disfrutábamos de una comida en familia, (y conociendo al Presidente de la Xunta no me parecería extraño que para alguno de los nuevos conselleiros también lo fuera con poca antelación a su anuncio), constituye un nuevo impulso para dirigir a este gran barco que es Galicia hacia un final de la legislatura. Y lo hace trazando dos coordenadas de referencia en la carta de navegación: reforzar el crecimiento económico y contribuir desde la Xunta a paliar los efectos que la crisis económica dejó en el ámbito social.  

Estos cambios de estructura y de dirección demuestran que el líder del PPdeG y presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo, es consciente de la realidad en movimiento de  la sociedad gallega, tanto en el ámbito político, como en el económico, como en el ámbito social; y a través de ello demuestra, tener los suficientes reflejos para reaccionar frente al nuevo escenario de la situación general en dichos perímetros, es decir, al igual de Don Juan de Austria cuando decidió abordar directamente a la flota de Alí Bajá.

Consciente que la recuperación económica por sí sola no basta para que haya una plena reparación de los efectos que la crisis dejó entre nosotros, ha materializado una renovación de ideas,  de caras y de actitudes. Y lo hace aunando fuerzas y protegiendo los más destacados flancos, bajo el mando de experimentados oficiales de infantería municipal, personas que hoy ya forman parte del nuevo ejecutivo gallego y que están acostumbradas a tratar los problemas a pié de calle, además e haber tenido éxito en las distintas responsabilidades que desarrollaron hasta este momento. 

Así, el comandante de la flota apuesta por una reorientación de la contienda emprendiendo una nueva expedición, de la que sólo restaba decidir el objetivo específico de la campaña. Cuestión  para la que también ha mostrado destreza, agilidad y manejo de la acción del desconcierto, es decir, ingredientes más que exquisitos  para sorprender al contrincante.

En frente, las críticas de la oposición. Declaraciones de todo tipo, pero con un mismo denominador común. La incomodidad y el atisbo de la falta de previsión ante este cambio de estrategia que les ha pillado a todos con el paso cambiado.

Señor Besteiro, señor Beiras, señor Vence y señores mareantes, esto mismo le ocurrió a Alí Bajá y sus huestes en Lepanto. Les recuerdo que esta contienda se inició con el ataque frontal de ambas flotas desplegadas en línea e intentando Alí Bajá atacar sólo el ala derecha de la flota. Creo que no hace falta que les diga quien ganó, así que he de manifestar en mi humilde opinión, que ha sido éste un muy buen golpe de efecto del señor Gobernante de las cuatro provincias gallegas, al tiempo que comandante en jefe de las mesnadas populares.

Destila usted dotes de gran estratega señor Feijóo, dotes que sin duda auguran buenos resultados al final de la batalla. Mantenga la guardia y conseguirá, aunque no sin esfuerzo, el mismo objetivo que Don Juan de Austria en Lepanto. @mundiario

Feijóo busca una nueva victoria y vira la nave hacia el frente y sin titubeos
Comentarios