Feijóo responsabiliza a Sánchez de la crisis diplomática con Argentina

Alberto Núñez Feijóo, líder del PP. / Congreso de los Diputados
Alberto Núñez Feijóo, líder del PP. / Congreso de los Diputados
El líder del PP también ha exigido la dimisión del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, y considera que el Gobierno ha priorizado “los intereses del PSOE sobre los de España”.
Feijóo responsabiliza a Sánchez de la crisis diplomática con Argentina

El líder del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, criticó duramente este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acusándolo de priorizar “los intereses del PSOE sobre los de España” en medio de una crisis diplomática sin precedentes con Argentina. Feijóo exigió la dimisión del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, y demandó explicaciones sobre los casos de corrupción vinculados al entorno de Sánchez.

Durante el pleno del Congreso, Feijóo respondió con firmeza a las declaraciones de Sánchez, quien había abordado temas como la situación en Oriente Próximo y la denuncia contra su esposa, Begoña Gómez. Sánchez anunció que España reconocerá el Estado palestino el 28 de mayo y defendió la integridad profesional de su esposa. “Es una profesional honesta, seria y responsable”, afirmó el presidente.

Feijóo criticó la gestión de Sánchez en la crisis con Argentina, desencadenada por las declaraciones del presidente argentino, Javier Milei, quien calificó de “corrupta” a Begoña Gómez. La situación se agravó con la retirada definitiva de la embajadora española en Buenos Aires, María Jesús Alonso, tras la negativa de Milei a retractarse. Feijóo advirtió que esta decisión perjudica a los españoles residentes en Argentina, a las empresas y a la imagen del país, y exigió responsabilidades a Sánchez.

El jefe de la oposición también responsabilizó al Gobierno de propiciar la crisis diplomática con un país latinoamericano, con intereses electorales gracias a las elecciones europeas dentro de un par de semanas, y ha acusado al Ejecutivo de tener una doble vara de medir con la política exterior dependiendo de quién es la otra parte. “¿Por qué referirse a su esposa pone en riesgo la democracia y que el presidente de México (Andrés Manuel López Obrador) ataque al Rey no?”, ha zanjado Feijóo.

El líder del PP tampoco se ha mostrado muy abierto al reconocimiento inmediato del Estado palestino, argumentando que la prioridad debería ser “la entrega de rehenes, el alto el fuego, la ayuda humanitaria y evitar la escalada del conflicto”. Feijóo abogó por una solución de paz duradera basada en la coexistencia de dos estados democráticos y la liberación de Palestina de Hamás.

El PP pide explicaciones

Feijóo insistió en que Sánchez debe dar explicaciones sobre los casos de corrupción relacionados con su partido y su entorno personal. "Responda. O lo hace hoy en el Congreso o lo hará obligado en el Senado", subrayó. También cuestionó la ética y la legalidad de las actividades profesionales de Begoña Gómez, instando a Sánchez a proporcionar aclaraciones claras y dignas sobre el asunto.

El líder del PP acusó al presidente del Gobierno de ser “egoísta, radical y pendenciero”, y de ignorar las preocupaciones de los ciudadanos. Feijóo llamó a la movilización en las elecciones europeas del 9 de junio y en la manifestación convocada por el PP este domingo en Madrid. “España merece esperanza y la tendrá”, afirmó, asegurando que el clamor contra las acciones del gobierno se escuchará alto y claro.

El líder de Vox, Santiago Abascal, también arremetió contra Sánchez, acusándolo de victimizarse y de ejercer violencia física contra su formación al permitir que extremistas ataquen sus actos de partido. Abascal cuestionó hasta dónde llevará Sánchez el ataque diplomático contra Argentina para defender a su consorte y criticó el reconocimiento del Estado palestino como un “premio retroactivo” para Hamás. Además, cargó contra la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, por un mensaje que interpretó como un llamado a la destrucción de Israel.

La situación política en España se encuentra en un momento crítico, con tensiones diplomáticas y acusaciones de corrupción que dominan el debate público. La respuesta del gobierno y el desarrollo de los acontecimientos en las próximas semanas serán determinantes para el futuro político del país y la percepción internacional de España. @mundiario

Comentarios