Buscar

MUNDIARIO

Un exlegislador del PP es involucrado en el espionaje ilegal a Bárcenas

Eugenio Pino y Enrique García Castaño confirman sus declaraciones ante la Audiencia Nacional y Francisco Martínez podría ser imputado en esta causa.
Un exlegislador del PP es involucrado en el espionaje ilegal a Bárcenas
Eugenio Pino. / Twitter
Eugenio Pino. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El exsecretario de Estado de Seguridad con el PP Francisco Martínez ha sido delatado como uno de los participantes del espionaje ilegal a Luis Bárcenas. De acuerdo a El País citando a sus fuentes jurídicas, Martínez fue delatado por los comisarios policiales Eugenio Pino y Enrique García Castaño ante el juez Manuel García-Castellón, instructor del caso Villarejo en la Audiencia Nacional. Tanto Pino como García declaraban en condición de imputados. La Fiscalía Anticorrupción pidió para Pino una fianza de 50.000 euros para no ir a prisión provisional. Ya a inicios de año le habían retirado el pasaporte, imposibilitando así que saliera del país.

García-Castañón interrogó a Pino sobre el procedimiento de autorización para disponer de fondos reservados y, específicamente, de quiénes estuvieron como participantes del espionaje ilegal a Bárcenas. El magistrado preguntó por la compra de un equipo informático con dichos fondos que se usó para volcar información del móvil del extesorero y la entrega posterior de este ordenador a Martínez. Los dos han confirmado sus declaraciones previas y el exsecretario podría queda imputado. Cuando se conoció su señalamiento en la causa, el PP lo excluyó de sus listas electorales para los comicios del pasado 28 de abril.

El primero en declarar ha sido Pino, quien también es visto como el presunto incitador de la denominada brigada patriótica, quien ha dicho que los pagos con esta partida, tras haber psado por él, eran validados a largo plazo por el mismo Martínez, quien renunciar a su puesto en el Estado fungió como diputado por el Partido Popular. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ya levantó el secreto sobre estos pagos y envió al juzgado la documentación que ratifica aquéllos y en los cuales se ve la firma de Martínez. Pino ya había admitido en su declaración de enero que existió un operativo que dio inicio en 2013, aunque luego rechazó que se haya dado el nombre de Kitchen, y lo encuadró como parte de una serie de actividades legales a fin de juntar información sobre Bárcenas y su entorno.

Para aquel momento, el extesorero del PP ya estaba en prisión preventiva por su participación en el caso Gürtel. Ninguno de los informes que se hicieron sobre aquellos seguimientos fueron dados a Pablo Ruz, quien a la sazón estaba a cargo de la investigación por la caja b del PP. Pino, quien fue procesado por un juez madrileño en otra causa por intentar introducir de forma ilegal un pendrive con información robada sobre la familia de Jordi Pujol en el sumario en el que se investiga al otrora presidente catalán, también reconoció la existencia de pagos con fondos reservados a Sergio Ríos, quien fue chófer privado de Bárcenas y quien también está imputado en esta causa.

En aquella ocasión, sin embargo, no puso el dedo a Francisco Martínez y sí a Ignacio Cosidó, entonces jefe de la Policía, como una de las personas que promovió y lideró la operación Cosidó siempre ha negado su participación en el operativo, aduciendo de que a la sazón tenía pleitos con Fernández Díaz y su relación con Pino era inexistente. En aquel entonces tanto Villarejo como García Castaño dependían de él por estar debajo suyo en el organigrama de la institución.

García Castaño también ha debido responder a preguntas sobre el uso de estos fondos y sobre quién recibió el pago de confidentes en operaciones policiales judicializadas. García Castaño, conocido como El Gordo, ratificó que se hizo de un ordenador con dicha partida para introducir en él la información que habían obtenido de manera irregular de los teléfonos del extesorero y su mujer con la ayuda del chófer de Bárcenas. El ordenador, a la larga, fue entregado a Martínez. @mundiario