El éxito de Vox lleva al éxito de Sánchez con aplauso del independentismo

Resultados de las elecciones generales del 28-A.
Resultados de las elecciones generales del 28-A.

Las expectativas e ilusiones preelectorales dan paso a una realidad que cada uno interpreta a su manera mientras basa su esperanza en la sensatez de los políticos.

El éxito de Vox lleva al éxito de Sánchez con aplauso del independentismo

El hecho diferencial, el que cambia todo el panorama, es la aparición de Vox que para sus seguidores obtuvo un sonoro éxito con sus 24 diputados y para sus detractores ha causado un gran problema en la España que pretendía salvar con promesas incumplibles por ser inconstitucionales o depender de la UE. Sin Vox el PP no se habría inclinado tanto a la derecha ni habría incorporado demasiados puntos de la extrema derecha sobre temas superados, ni Ciudadanos habría tenido que ser duro con el PP para reivindicar su puesto en el centro frente a la derecha donde Sánchez trataba de colocarlo al hablar de las tres derechas de Colón. 

Aún sin contar con lo que pudo haber sido y no fue, con ese cambio en la tendencia de voto que podría haber permitido una mayor aceptación al pacto de C's con el PP sin la presencia de Vox, analicemos los datos reales que se han producido: la izquierda no nacionalista con la que sueña Pablo Iglesias suma un 42, 99% de los votos (PSOE+UP) mientras que el centeoderecha suma más, exactamente un 43,22% (PP+C's+Vox+NAS). Aún formando el soñado bloque de izquierda añadiendo a ERC a la suma se quedaría en 46,88% de los votos, aunque ya sumaría en escaños. Pero es que aún añadiendo a Bildu al bloque de izquierda se quedarían en el 47,67% de los votantes. Esto nos lleva a la vieja conclusión de que en España la soberanía popular la ejerce la ley electoral y no el votante. Si alguien aplaude con entusiasmo la aparición de Vox en este país, son Sánchez, que temía perder el poder que tanta concesión le había costado conseguir, Iglesias, que sueña con la vicepresidencia, el control de los medios y el CNI, y los nacionalistas que temían ver reguladas sus competencias fijando un techo para las mismas y el fin de los chiringuitos como pasó en Andalucía, aunque en Cataluña se llamen embajadas, televisiones, radios o adoctrinamiento. En estos momento los que aplauden hasta con las orejas la aparición de Vox son el PSOE porque puede formar gobierno, y los independentistas porque pueden seguir trabajando impunemente por la autodeterminación y la independencia al margen de la ley, no quizás dentro porque ahora el Senado es de Sánchez, y el indulto.

En otro país una situación de emergencia como la que sufre España no se resolvería con Vox, se resolvería con un gobierno de concentración al estilo alemán que lo formó  para parar extremismos, pero esto no es Alemania, es España y aquí esa alternativa es impensable, lo era cuando  Albert Rivera quiso que se sentasen a negociar Sánchez y Rajoy, y lo sigue siendo ahora con el mismo Sánchez y con Casado. Las alternativas para que los independentistas no intervengan en la gobernabilidad de España existen pero por razones que quizás se nos escapan mucha gente no las quiere. Recordemos que el PSOE con Unidas-Podemos y los nacionalistas del PNV, Compromis y Coalición Canaria, siguen sin sumar, que siempre se necesitará el apoyo independentista para sacar a delante un proyecto de ley, apoyo que Sánchez tendrá que pagar en prebendas y concesiones. Y tampoco olvidemos que si Sánchez formase un gobierno de izquierda entre PSOE+UP+ERC, tendría que gobernar con dos firmes defensores de la autodeterminación, lo que exige cambiar la Constitución cuando basó su campaña en que no habrá referéndum. 

Los afiliados del PSOE gritaban ayer "con Ciudadanos no" y a pesar de eso Sánchez afirmó que no trazará linea sanitaria alguna porque el gobierno con Cs le quitaría muchos problemas de gobernabilidad, o al menos un gobierno del PSOE en solitario con apoyo o abstención del partido de Rivera que le permitiese negociar ley a ley sin tener que consultar al independentismo, lo que siempre le restará votos y además es rechazado por todos los barones socialistas. No lo tiene más fácil Ciudadanos porque nunca pasará por mantener el adoctrinamiento en Cataluña, el sectarismo de TV3, o el indulto, y aunque sus afiliados están divididos en lo del apoyo a Sánchez siempre que sea para evitar un gobierno con Iglesias con apoyo secesionista, no lo están en que no se hagan concesiones a Torra. Inés Arrimadas dijo esta mañana que pactar con Sánchez es imposible por lo que hizo y probablemente siga haciendo, pero también esta mañana Villegas dijo que se sentaría a hablar con Sánchez, que por hablar nada se pierde.

Quizás la solución nos la den las elecciones del 26 de Mayo donde los ciudadanos a la vista de los resultados del 28A y de los movimientos que haya estos días, expresarán de nuevo sus simpatías a nivel local pero también a nivel nacional porque hay elecciones europeas. Ese será el verdadero referéndum sobre los deseos de los españoles a la vista de los resultados de ayer. Ciudadanos fue el gran vencedor de las elecciones con un incremento del 80% en escaños y el otro fue Sánchez. No estaría mal que hablasen entre ellos de España.  Queda por ver si Sánchez quiere olvidar veleidades del pasado y cumplir sus promesas electorales de respeto estricto de la Constitución con el no al referéndum.

El éxito de Vox lleva al éxito de Sánchez con aplauso del independentismo
Comentarios