Buscar

MUNDIARIO

Galicia y Euskadi no irán a elecciones el 5 -A

La legislación obliga a fijar fecha cuando se convocan elecciones. Fuentes jurídicas consultadas por MUNDIARIO señalan que lo que se hace en este caso es desconvocar dejando sin efecto el decreto correspondiente, sin precisar una fecha.
Galicia y Euskadi no irán a elecciones el 5 -A
Alberto Núñez Feijóo. / Mundiario
Alberto Núñez Feijóo. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Galicia y el País Vasco no irán a las urnas el 5 de abril. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, lo dio por hecho en una comparecencia televisada por la TVG, al tiempo que constató que los partidos gallegos coinciden en aplazar las elecciones. Ahora, Feijóo y los otros candidatos buscarán las fórmulas legales para ese parón, un asunto que seguirán debatiendo este martes.

Por su parte, el lehendakari vasco Ílñigo Urkullu también se reunió con los líderes de los principales partidos políticos y les trasladó que debido a la excepcionalidad de la situación y pese al vacío legal existente, no queda más alternativa que posponer sine die la cita electoral. Así lo aprobará este martes el Consejo de Gobierno, a sabiendas de que los servicios jurídicos del Gobierno vasco avalan la suspensión de las elecciones. También expresaron opiniones favorables al aplazamiento de las elecciones en Euskadi y en Galicia el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el líder de la Oposición, Pablo Casado, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

El documento acordado por los partidos de Euskadi dice que la nueva convocatoria se reactivará "una vez levantada la declaración de emergencia sanitaria y el estado de alarma". Se realizará de forma inmediata y por decreto del lehendakari. Las elecciones, de esta forma, "se celebrarán el primer domingo que sea posible".

La legislación electoral española, del mismo modo que la vasca y la gallega, obligan a fijar fecha cuando se convocan elecciones. Fuentes jurídicas consultadas por MUNDIARIO señalan al respecto que lo que se hace en este caso es desconvocar dejando sin efecto el decreto correspondiente, sin precisar una fecha. La Junta Electoral gallega ya defendió el criterio de indicar una fecha, incluso a riesgo de tener que ser aplazada de nuevo. El PP de Galicia aceptaría poner una fecha al tiempo que se desconvoca el 5-A pero el problema, en plena crisis del coronavirus, es cuál. 

En el caso gallego podría optarse por dejar sin efecto el decreto en vigor firmado por el Presidente de la Xunta mediante una especie de revisión de oficio, de modo que la nueva convocatoria se haría en su momento. Si así fuese, la competencia para afrontar este proceso no sería del Gobierno central –así lo había dicho Alberto Núñez Feijóo–, sino de la propia Xunta de Galicia, del mismo modo que en el País Vasco. @mundiario

La Xunta no está en funciones

Antón Gómez Reino, Tone, el candidato de Galicia en Común a la presidencia de la Xunta, actual diputado en el Congreso, ha manifestado en varias emisoras de radio, así como en la TVG, que la Xunta de Galicia está "en funciones", lo cual no se ajusta a derecho, ni a la realidad.

La Xunta cesa tras la realización de elecciones al Parlamento de Galicia, así como en los casos de pérdida de confianza parlamentaria, dimisión y fallecimiento de su presidente. A día de hoy no se da ninguno de esos supuestos, ya que todavía no se han llevado a cabo las elecciones al Parlamento. Es más, una vez desconvocados los comicios previstos para el 5 de abril, el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo está en plenas funciones.

Una vez que la Xunta esté cesante –por ejemplo tras las elecciones autonómicas de este año– continuará en funciones hasta la toma de posesión de la nueva Xunta. @mundiario