Buscar

MUNDIARIO

Europa deja de lado el sector de la pesca

Da la impresión de que la desconexión de la UE del mundo de la pesca es algo más que una simple cuestión de desapego de un sector que, sin embargo, es fundamental en algunos de los países miembros, como España.
Europa deja de lado el sector de la pesca
Un barco de pesca. / gondan.com
Un barco de pesca. / gondan.com

Firma

Antón Luaces

Antón Luaces

El autor, ANTÓN LUACES, es columnista de MUNDIARIO. Está especializado en información marítima. @mundiario
Virginijus Sinkevicius, el parlamentario lituano, vinculado al partido Unión de Granjeros y Verdes, asume a sus 28 años la responsabilidad de coordinar la actividad de los departamentos de Medio Ambiente y Océanos. De este modo la nueva presidenta de la Comisión Europea da continuidad a sus predecesores en el cargo y obvia la pesca que, al parecer, no existe como sector o, al menos, carece del corpus necesario para figurar en la superestructura de una Unión Europea que no parece hallarse en su mejor momento.

El departamento que va a ocupar el tiempo de Sinkevicius en Bruselas es de suma trascendencia para algunas regiones europeas. Entre estas la de Galicia. Interesa asimismo a Irlanda, Portugal y España, un poco a Francia, Alemania, Holanda, Italia y no sé hasta dónde puede llegar el interés actual del Reino Unido, todavía Estado miembro al que el ministro español de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Luis Planas, intentará apoyar -se dice que en evitación de males mayores tal vez para España a causa del Brexit- realizando para ello la petición expresa de reserva de cuotas y tratando de que exista correspondencia por parte británica por presencia de buques españoles en los caladeros de Gran Bretaña más allá de lo abrupto o no de la salida de esta de la UE.

Da la impresión de que la desconexión de la UE del mundo de la pesca es algo más que una simple cuestión de desapego de un sector que, sin embargo, es fundamental en algunos de los países miembros. En el organigrama del club de naciones en el que España se integró en 1986, jamás ha aparecido específicamente un comisario con responsabilidades específicas en cuestiones tan importantes para la socieconomía de Estados como los citados más arriba. Es más:  en su denominación, ni siquiera se menciona la pesca. Y pongo como ejemplo los tiempos de Miguel Arias Cañete como Comisario, los de María Damanaki o los del hasta ahora máximo responsable de la misma, Karmenu Vella.

La pesca siempre ha ido emparejada a otras cuestiones que nada tienen que ver con ella y sí con la agricultura, el medio ambiente, la marina mercante, etc. Pero tal circunstancia no es exclusiva de la Comisión Europea: España se desprendió hace tiempo de la referencia a la pesca en el Ministerio que debe ocuparse de ésta. Nada extraño si tenemos en cuenta que Galicia, la comunidad autónoma con más pescadores y barcos de todo el estado español, también tiró por la borda de la Xunta sus referencias a la pesca al pasar, con Núñez Feijoo y Rosa Quintana, a ceder las competencias a una Consellería do Mar que, aún no siendo ajena a la Pesca, parece tener a esta como actriz secundaria en la película de cada día.

Muchas veces me he preguntado el por qué. Y hoy lo hago de nuevo al constatar que no soy el único extrañado a este respecto. También lo está el eurodiputado Millán Mon, del PP, quien al igual que quien esto reflexiona plantea la necesidad de que la pesca figure en el frontispicio de las sedes de las instituciones y la nomenclatura de los gobiernos -sean estos del carácter que sean- que se ocupan aunque no vayan más allá de lo teórico de unas cuestiones que son tan importantes, vitales muchas veces, para tantos miles de personas que de la pesca viven en los países que integran la Unión Europea. @mundiario