La estrategia usada por Taiwán para protegerse de China

Xi Jiping presidente de China y Tsai Ing-wen presidenta de Taiwan. / asianews.it
Xi Jiping presidente de China y Tsai Ing-wen presidenta de Taiwan. / asianews.it
Los taiwaneses se han especializado en la fabricación de chips y han hecho de su industria, su mayor escudo
La estrategia usada por Taiwán para protegerse de China

Taiwán es una isla de 180 kilómetros cuadrados que está ubicada justo al frente de la República Popular China y cuyos referentes culturales, le son comunes a ambos. Sin embargo desde 1949 se ha generado una disputa entre ambos países y Taiwán no ha podido formar parte de organismos internacionales.

Taiwán cuenta con el reconocimiento de 15 países a lo largo y ancho de todo el mundo, mientras China insiste en que Taiwán es parte de China. A lo anterior se suma que desde el año 2005 es legal, para los chinos, ejecutar “medidas no pacíficas” para aplacar todo descontento en Taiwán que les pueda resultar perjudicial en su afán por hacerse de la isla, algo que es relevante para los taiwaneses toda vez cuentan con 23 millones de personas en el interior de la isla frente a los más de 1.300 millones de habitantes que hacen vida en China. La diferencia es sumamente notable, sin embargo Taiwán ha insistido en sobrevivir como nación independiente y ha desarrollado el “Escudo de silicio”

El escudo de silicio

Se trata de un “arma” que no puede ser replicada y es un elemento que puede disuadir a China o a cualquier potencia militar de atacar la isla, porque en la pequeña isla se tiene la fabricación de mayor cantidad de los chips más sofisticados que hay en el mundo entero.

Los chips constan de semiconductores, que son circuitos integrados y su materia prima es el silicio, de ahí que es de relevancia estratégica para la fabricación de aviones de combate, automóviles, video juegos e implica incluso hasta paneles solares.

Actúa como un escudo porque en caso de que se pretenda llevar a cabo una acción militar que pueda poner en riesgo la autonomía de Taiwán, China podría dejar de tener acceso a los tan codiciados chips. Esta es una de las razones por las cuales China no se ha podido hacer de la isla. Mientras China, al igual que el resto del mundo, dependa de los chips de origen taiwanés, no puede atacar la isla.

China como una amenaza latente para Taiwán

Ya en años anteriores China ha enviado misiles al estrecho de Taiwán. Destaca la crisis suscitada en el año 1996, cuando fue preciso que Estados Unidos evitara que China siguiera amenazando a los taiwaneses. Si bien actualmente un ataque militar podría significarle grandes complicaciones a los chinos en todos los órdenes, siendo que Estados Unidos históricamente ha respaldado a los taiwaneses, no se puede negar que el gigante asiático sigue llevando a cabo acciones para mantener y acrecentar su dominio sobre Taiwán.

En Estados Unidos se diseña la mayor cantidad de los chips, diseños que luego suelen ser enviados a Taiwán, donde se fabrican y la fase de ensamblaje, junto con la prueba de los chips, suele tener lugar en China, o en algún país que está ubicado en el sureste de Asia. Uno de los ámbitos que más interés tiene en asegurar su acceso a la cantidad suficiente de los chips, en Estados Unidos, es lo relacionado con la defensa militar, sin embargo los clientes procedentes de Estados Unidos y en particular, el ámbito de la Defensa, han tenido prioridad para hacerse de los microchips que se fabrican en Taiwán. @mundiario

La estrategia usada por Taiwán para protegerse de China
Comentarios