Buscar

Estamos perdiendo la batalla contra el cambio climático

Las Naciones Unidas vuelve a hacerse eco del problema que representa el cambio climático. Aunque los países se comprometieron hace años a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sus movimientos han sido insuficientes.

Estamos perdiendo la batalla contra el cambio climático
Francia en medio de la contaminación. / RR SS.
Francia en medio de la contaminación. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El departamento de medio ambiente de la ONU ha advertido a los países sobre la necesidad de triplicar sus esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030 si se quiere que el aumento medio de la temperatura a final de siglo quede por debajo de los 2 grados centígrados. El esfuerzo debe mulplicarse por cinco, según el último informe emitido por la organización que recuerda que la meta establecida por el Acuerdo de París busca evitar las consecuencias asociadas al cambio climático logrando que el incremento medio quede entre 1,5 y 2 grados.

El pacto logrado en París, que empezará en 2020, obliga a los países firmantes a presentar planes nacionales de reducción de gases de efecto invernadero para el 2030. Las Naciones Unidas realizan anualmente un informe sobre la brecha de reducciones a las que se comprometieron los Estados y las que se necesitan para cumplir la meta. Y la nueva investigación nos deja saber que el pacto está en peligro. “Ahora más que nunca es necesaria una acción sin precedentes y urgente por todas las naciones”, dice el informe.

“Técnicamente, todavía es posible cerrar la brecha”, dice el texto presentado por PNUMA, el departamento medioambiental de la ONU. Pero los esfuerzos deberán ser redoblados. La ONU también recuerda que luego de tres años de estancamiento, en 2017 las emisiones volvieron a aumentar.

“La ventana de oportunidad para la acción se empieza a cerrar y si no actuamos ahora, la oportunidad habrá desaparecido”, dijo Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace, en un comunicado. “Esta es la mayor amenaza a la que se ha enfrentado la humanidad”. @mundiario