Estados Unidos acusó a China de poner en peligro la estabilidad mundial

Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS.
Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS.
El Departamento de Estado condenó el genocidio perpetrado por el régimen de Xi contra los musulmanes uigures, así como su intervención en Hong Kong y Taiwán. 
Estados Unidos acusó a China de poner en peligro la estabilidad mundial

La tensión política entre Estados Unidos y China vuelve a escalar. El Departamento de Estado acusó al gigante de Asia de ser una amenaza para la estabilidad global. Y, en concreto, se refirió a varios puntos para expresar esta postura. 

“Discutiremos sobre nuestras profundas preocupaciones acerca de las acciones de China en Xinjiang”, señaló Antony Blinken, quien es el secretario de Estado. "También hablaremos de Hong Kong, Taiwán, ciberataques contra Estados Unidos y coerción económica contra nuestros aliados”, agregó.

“Cada uno de estos actos amenaza el orden basado en reglas que garantiza la estabilidad global. Por eso no se trata sólo de asuntos internos, y sentimos la obligación de hablar de ello aquí, hoy”, acotó, en respuesta a China, que afirma que los mencionados no son temas propios de la diplomacia.

Por su parte, Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional del presidente Joe Biden, sostuvo que Estados Unidos no quiere un conflicto con China pero promueve una “dura competencia” con su rival estratégico.

“No buscamos el conflicto, pero damos la bienvenida a la dura competencia. Y siempre defenderemos nuestros principios por nuestra gente, y por nuestros amigos”, advirtió Sullivan.

La respuesta no tardó en llegar. China instó a Estados Unidos a “abandonar la mentalidad de Guerra Fría”. También amenazó con "acciones firmes” contra la “injerencia norteamericana". "Hemos expresado nuestra fuerte oposición a tal injerencia, y tomaremos medidas firmes en respuesta”, dijo Yang Jiechi, quien es el máximo funcionario diplomático del Partido Comunista Chino. 

Las relaciones entre Washington y Pekín siguen siendo conflictivas después que se tensaran bajo la presidencia de Donald Trump. El conflicto llegó a todos los niveles, desde el comercial hasta la defensa, pasando por la tecnología y la situación en Hong Kong.

Ahora, representantes norteamericanos y chinos se reúnen en Anchorage, cuya ciudad es considerada como un lugar neutral para la cumbre de tres sesiones que finaliza el viernes. Pese a los esfuerzos, las expectativas de ambas partes son limitadas. @mundiario

Estados Unidos acusó a China de poner en peligro la estabilidad mundial
Comentarios