Estados Unidos no reconocerá al nuevo gobierno talibán

Jen Psaki es la secretaria de prensa de la Casa Blanca. / gn.usembassy.gov
Jen Psaki es la secretaria de prensa de la Casa Blanca. / gn.usembassy.gov
La Casa Blanca ha descartado cualquier reconocimiento internacional a la milicia que ha capturado el poder en Afganistán tras 20 años. El reciente atentado en el Aeropuerto de Kabul fue el detonante. 
Estados Unidos no reconocerá al nuevo gobierno talibán

Tras el brutal atentado en el aeropuerto de Kabul, en Estados Unidos han adoptado nuevas decisiones. Antes de que respondiera el ataque de ISIS-K, la Casa Blanca ha informado este viernes de que no reconocerán -en el corto plazo- al nuevo gobierno que los talibanes planean oficializar en Afganistán después de 20 años fuera del poder. 

“Quiero ser muy clara: no hay prisa por el reconocimiento de ningún tipo por parte de Estados Unidos o de cualquier aliado internacional con el que hayamos hablado”, dijo Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, a los periodistas. La decisión de Washington, sin duda, representa un duro golpe para los talibanes. 

Hace unos días, en MUNDIARIO contamos detalles sobre la conformación del nuevo gobierno de los talibanes. El cofundador y jefe negociador del grupo, el mulá Abdul Ghani Baradar, había llegado a Kabul para concretar con los demás integrantes la conformación de un nuevo Gobierno que permite el reconocimiento de la comunidad internacional. 

Baradar, a quien los analistas internacionales apuntan como presidente del país en el futuro Gobierno, iba a emprender un encuentro con el llamado Consejo de Coordinación formado por el ex presidente afgano Hamid Karzai, el ex primer ministro Abdulá Abdulá y el antiguo señor de la guerra Gulbuddin Hemaktyar.


Quizá también te interese:

Estados Unidos ataca a ISIS-K tras el atentado en Kabul

Los crímenes de los talibanes antes de capturar otra vez Afganistán

Los talibanes formarían un nuevo Gobierno en Afganistán


“Estará en Kabul para mantener conversaciones con líderes de los combatientes yihadistas y con responsables políticos para formar un gobierno inclusivo”, había dicho un dirigente talibán a la AFP sobre el arribo del líder de la milicia procedente de Catar el último martes. 

Arrestado en Pakistán en 2010, Baradar permaneció detenido hasta su puesta en libertad en 2018, cuando fue enviado a Catar. Ahí fue nombrado jefe de la oficina política de los talibanes en Doha, donde participó en las negociaciones y en la firma del con Estados Unidos, según el cual se fijaba la retirada de las tropas extranjeras de Afganistán.

Sin embargo, con el ataque de ISIS-K contra el aeropuerto de Kabul ha provocado que Estados Unidos, criticado por su papel de no realizar alguna acción para restablecer el orden en Afganistán, reaccione y responda este sábado a este grupo del Estado Islámico y ponga en una posición complicada a los talibanes, quienes buscan un reconocimiento internacional para no quedar aislados en lo geopolítico. 

Los talibanes han pedido a Estados Unidos mantener una presencia diplomática en Kabul tras la retirada de sus tropas, pero el asunto se ha quedado en suspenso. 

LA POSTURA DE LA UE

Al igual que Estados Unidos, en Bruselas también tienen muy en claro que línea seguirán frente a lo que ocurre en Afganistán. El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, había dicho el 17 de agosto que hay que hablar con los talibanes puesto que han ganado la guerra en el país asiático, pero insistió en que eso no significa que se vaya a reconocer rápidamente su régimen.

Lo cierto es que Estados Unidos y sus aliados se apresuran a evacuar a la mayor cantidad posible de personas de Afganistán antes de la fecha límite del 31 de agosto en medio del deterioro de la seguridad por el atentado en el aeropuerto de Kabul. 

Los países que finalizaron sus procesos de evacuación son hasta el momento: Canadá, Alemania, Suecia, Bélgica, Hungría, Dinamarca, Suiza, Países Bajos y Australia. Por su parte, Francia e Italia se encuentran en la etapa final y prevén terminar este sábado.

Después de que se haya evacuado a los afganos, los talibanes tendrán que analizar cuáles serán los siguientes pasos. A pesar de que han señalado que no adoptarán ninguna política contra los derechos humanos, aplicada a fines de los noventa, lo cierto es que antes de capturar el poder hace dos semanas habían realizado asesinado a varios opositores contrarios a sus creencias. @mundiario


 

Estados Unidos no reconocerá al nuevo gobierno talibán
Comentarios