Buscar

MUNDIARIO

Estados Unidos desdeña a México en una reunión sobre temas migratorios

Mike Pompeo dejó plantado a Marcelo Ebrard, quien terminó reuniéndose con John Sullivan, segundo del Departamento de Estado. La tensión por la migración aumenta entre ambos países.

Estados Unidos desdeña a México en una reunión sobre temas migratorios
Marcelo Ebrard habla con los medios tras su reunión con John Sullivan. / Twitter
Marcelo Ebrard habla con los medios tras su reunión con John Sullivan. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Mike Pompeo ha dejado plantado al canciller mexicano a último minuto este jueves. Pompeo se excusó en un encuentro que debía sostener con el presidente Donald Trump y envió a John Sullivan, segundo del Departamento de Estado, a la reunión con Marcelo Ebrard, en la que presentó siete proyectos para llevar a cabo su Plan Marshall para Centroamérica. La idea de México con este proyecto es invertir en el desarrollo de la región, atraer inversiones millonarias para generar empelo y bienestar y, de esa forma, detener la oleada migratoria de centroamericanos que llegan a México camino a Estados Unidos.

Washington D.C. ha dado su palabra de invertir hasta 10.000 millones de dólares en El Salvador, Guatemala y Honduras (región llamada el Triángulo Norte) a partir del próximo mes de diciembre. Ya a principios de año se había concertado una reunión entre Pompeo y Ebrard, mas el jefe diplomático estadounidense la pospuso también por la escalada de tensión en Venezuela. El cara a cara de esta semana pretendía servir para abordar el tema de la ola migratoria que, como se sabe, es una de las banderas de la Administración Trump.

Ebrard declaró que de cualquier forma el encuentro con Sullivan fue "útil". "Tuvimos una reunión muy útil, interesante. Hemos presentado en esencia lo que sería la estrategia mexicana respecto al Triángulo Norte que integran Guatemala, Honduras y El Salvado", explicó tras haberse entrevistado con Sullivan. A ambos los acompañó Martha Bárcena, embajadora de México en Estados Unidos. Eso sí, Ebrard considera que la suma que Estados Unidos está dispuesto a aportar no es suficiente, por lo que intentarán agitar el palo para ver si les cae algo más. El Plan de Desarrollo Integral para el que sería utilizada esta cantidad ya fue exhibido el lunes por el Gobierno mexicano en asociación con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El Ejecutivo mexicano ha llevado un tono muy conciliador con el estadounidense respecto a temas migratorios y fronterizos. "Partimos de la base de que el flujo migratorio está creciendo, está creciendo muchísimo. Es un hecho y se requiere una respuesta que pueda ser efectiva, que va a implicar el tener posibilidades para la gente de allá", explicó Ebrard. Apenas en el mes de marzo hubo hasta 100.000 detenciones en la frontera sur de Estados Unidos, lo cual representa la cifra más alta en más de 10 años. Desde octubre de 2018 se han detenido a 360.000 personas, el doble que en el mismo período del año previo, en tanto que los centros de detención tienen a miles de personas más de lo que su capacidad indica, cita El País a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

El siguiente encuentro de Ebrard será con Kevin McAleenan, jefe del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, así como con Jared Kushner, asesor y yerno del presidente. La reunión será en la Casa Blanca y llega marcada por las acusaciones que hizo Trump a su homólogo mexicano por hacer "prácticamente nada" para detener el flujo migratorio. "Mañana voy a volver a plantear esto, así como todos los esfuerzos que está haciendo México, el socio número uno de EE UU", explicó. Posteriormente, llevará este mensaje ante la UE el 28 de mayo. @mundiario