Buscar

MUNDIARIO

Estados Unidos culpa con un vídeo a Irán por los ataques en golfo de Omán

El régimen iraní se niega a aceptar tales acusaciones, explicando incluso que son ellos los responsables de mantener todo en calma en la región.

Estados Unidos culpa con un vídeo a Irán por los ataques en golfo de Omán
El buque japonés incendiado el jueves. / Twitter
El buque japonés incendiado el jueves. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos ha difundido un vídeo para apuntar con el dedo a Irán por los ataques en el golfo de Omán. El mando, en inglés CENTCOM, asegura de que ha sido la Guardia Revolucionaria de la Revolución Islámica (IRGC, por sus siglas en inglés) persa la encargad del atentado, pues sus integrantes, según muestra el vídeo, retiró una mina adherida al casco de uno de los buques atacados pero no llegó a explotar. Todo esto forma parte de la estrategia de ataque de Washington D.C., pues horas antes Mike Pompeo, secretario de Estado, había también responsabilizado a Irán aunque sin pruebas. Desde aquel país no lan negado todo.

 

El portavoz de CENTCOM, William Urban, ha comparecido para relatar cómo sucedió exactamente este atentado. "A las 16.10 hora local, una patrullera de clase Gashti del IRGC se aproxima al buque cisterna Kokuka Courageous y se ve y graba como retira (de aquél) la mina lapa sin detonar", explica. Los integrantes de la guardia revolucionaria son usualmente apodados como Pasdarán pues eso significa "guardian" en persa.

Urban y su equipo han hecho públicas también dos fotografías de esta supuesta mina, un explosivo que se pega al casco de forma magnética, justo antes de que la retiraran. Hubo en total dos explosiones en el buque tres horas antes de que los tripulantes abandonaran la nave, de acuerdo a la empresa japonesa Kokuka Sangyo. Yutaka Katada, jefe de la compañía, enseñó también imágenes en las que se puede ver un boquete sobre la línea de flotación en uno de los costados de la nave, explica El País.

Supuestos miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán durante su operación.

Con todo, el empresario ha dicho este viernes que la tripulación alcanzó a ver un objeto que voló directo hacia el buque. El navío petrolero Front Altair de Noruega también fue atacado e incendiado y sus propietarios reportaron pérdida total. Cuando menos en el Kokuka se pudo restablecer el sistema eléctrico. Al momento en que se produjo el ataque, las dos naves habían atravesado el estrecho de Ormuz desde el golfo Pérsico y estaban en aguas internacionales en el golfo de Omán. Aquél es una de las rutas marítimas más concurridas y se calcula que hasta una quinta parte del petróleo mundial pasa por esta vía.

Desde Teherán han respondido a las acusaciones, diciendo que incluso que a ellos les corresponde la seguridad del lugar. "Estamos a cargo de mantener la seguridad en el Estrecho y rescatamos a las tripulaciones de los petroleros atacados en el menor tiempo posible (…) las acusaciones del secretario de Estado Pompeo a Irán son alarmantes", explicó Abbas Musavi, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los ataques llegan un mes después de que otros buques similares fueran blancos de ataques como el del jueves. El precio del crudo se elevó en un 4% en los momentos inmediatos al ataque, aunque finalmente se quedó la subida en un 2%. Estados Unidos invocó rápidamente a los demás miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Los embajadores de Irán en aquel ente negaron las acusaciones como ya había hecho el país mismo. Teherán considera que todo se trata de un plan para dañar su imagen ante la comunidad internacional. @mundiario