Estado de alarma en España

Pedro Sánchez. / Mundiario
Pedro Sánchez. / Mundiario
Por segunda vez en democracia, el Gobierno decreta medidas excepcionales que impiden el libre movimiento de personas por la crisis del coronavirus. Pedro Sánchez decreta el estado de alarma durante 15 días, a contar desde mañana, que será cuando lo acuerde el Consejo de Ministros. 
Estado de alarma en España

El Gobierno de España dio un giro 24 horas después de apostar por el gradualismo en el Consejo de Ministros. Por segunda vez en democracia –la anterior fue en diciembre de 2010 por el paro de los controladores aéreos–, el Ejecutivo decreta medidas excepcionales que impiden el libre movimiento de personas por la crisis del coronavirus. El presidente Pedro Sánchez decreta el estado de alarma durante 15 días, a contar desde mañana, que será cuando lo acuerde el Consejo de Ministros. La medida permite limitar temporalmente la circulación de personas. El PP decidió apoyar al Gobierno.

El estado de alarma es el más leve de los tres estados excepcionales –alarma, excepción y sitio– y está previsto para grandes catástrofes, crisis sanitarias o paralizaciones graves de los servicios públicos como consecuencia de huelgas o conflictos laborales. En concreto, la ley orgánica que regula estos estados precisa que el de alarma es el más indicado para afrontar "epidemias y situaciones de contaminación graves".

El estado de alarma permite, sobre el papel, poner a los cuerpos policiales, nacionales y autonómicos, bajo las órdenes directas del Gobierno. Aunque, en principio, esta situación no afecta a la vigencia de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución, algunas libertades sí se pueden ver afectadas.

La ley faculta al Gobierno a limitar la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados –o condicionarlas a ciertos requisitos–, requisar bienes temporalmente, imponer prestaciones personales obligatorias, ocupar industrias y explotaciones, racionar el consumo de artículos de primera necesidad e imponer que se cumplan servicios mínimos.


Quizá también te interesa:

"Vamos a parar el virus"

"Tardaremos semanas, va a ser muy duro y muy difícil, pero vamos a parar el virus", dijo el presidente Sánchez. "Este virus lo pararemos unidos", insistió. "El heroísmo es también lavarse las manos y quedarse en casa", comentó el presidente del Gobierno, que apeló a la responsabilidad individual. Sánchez dijo que se toma esta medida para frenar un virus que no entiende de fronteras, que España está en la primera fase y "no cabe descartar" que en la próxima semana los casos de contagio superen los 10.000. "Todo está dirigido a evitar una propagación rápida del virus y para que todo el mundo pueda tener una asistencia sanitaria", comentó.

Sánchez pidió a las personas mayores y con patologías previas que se protejan, que no tengan contactos y que no vayan a lugares públicos. Además, hizo un llamamiento a la responsabilidad de los jóvenes para que no propaguen el virus.

La epidemia, una de las mayores crisis sanitarias de los últimos años cuyas consecuencias son todavía impredecibles, se ha extendido por más de 110 países y afecta a más de 135.000 personas, de las que 5.000 han perdido la vida. En España, el número de casos positivos con Covid-19 asciende a 4.209  –1.200 más que hace 24 horas–, el segundo nivel más alto de Europa solo por detrás de Italia. Están repartidos en todas las comunidades autónomas pero sobre todo en Madrid, País Vasco y Cataluña. Un total de 120 afectados han muerto. @mundiario

Estado de alarma en España