Buscar

MUNDIARIO

Lo que espera para las próximas dos semanas tras las fallidas negociaciones

El PSOE y Unidas Podemos se han vuelto a estrellar contra la pared y, salvo milagro de última hora, las nuevas elecciones son inevitables.
Lo que espera para las próximas dos semanas tras las fallidas negociaciones
Congreso de los Diputados. / Facebook.
Congreso de los Diputados. / Facebook.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Confirmado el nuevo bochorno en las negociaciones para un pacto de investidura, las nuevas elecciones son prácticamente inevitables. Ni el PSOE ni Unidas Podemos han sido capaces de superar las desvanecencias mutuas y el país irá a las urnas nuevamente el 10 de noviembre próximo. "No vemos salida a esta situación por la negativa de Unidas a la opción que les proponemos. No hay vía para alcanzar un acuerdo", explicó Adriana Lastra a la salida de la reunión de este martes con representantes de Podemos. "El PSOE no se mueve de su planteamiento de formar un Gobierno de partido en solitario", respondió Pablo Echenique, negociador en jefe de los morados.

Así las cosas, con el bloque inamovible y salvo una sorpresa de última hora, lo que sigue para estas dos semanas entrantes es lo siguiente:

  • Reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: los líderes de ambos partidos todavía pueden reunirse en lo que queda de semana e incluso la que viene. No obstante, no pueden llegar más allá del 17 y 18 de este mes sin un acuerdo, que se ve desde todos los ángulos como una quimera.
  • Ronda con el Rey: Su Majestad Felipe VI podría tener una ronda de contacos fugaces el 19. Si Sánchez llega a reunir los apoyos necesarios, de forma milagrosa hay que decirlo, podría convocar ese mismo día al pleno de investidura.
  • Votación en el Parlamento: en cuanto se hayan concluido los encuentros con el Rey, el primer día del pleno sería el 20 de este mes y el 21 la primera votación, en la que Sánchez necesita mayoría absoluta para ganar. De fracasar, el lunes 23 se celebrará una segunda en la que necesita mayoría simple.
  • Investidura o elecciones: dependiendo de lo que pase entre el 20 y el 23 de septiembre, Sánchez podría o ser nombrado presidente o verse forzado a convocar nuevas elecciones. @mundiario