¿Sabemos lo que significa ser de izquierdas cuando nos definimos así?

sanchez-llama-izquierda-extremista-podemos-1_g [640x480]
Pedro Sánchez durante un acto en Cataluña. / Señal de TV
Quizás el término "izquierda política" sea un concepto mal definido y peor explicado. Si en las encuestas preguntaran qué entiende el encuestado por ser de izquierda, habría muy pocas coincidencias, opina el autor.
¿Sabemos lo que significa ser de izquierdas cuando nos definimos así?

Nada menos que el 62,1% de los españoles dicen hoy ser de izquierdas frente al 22,5% que afirman ser de derechas mientras el resto dice no saber. Esta información proviene de las encuestas del CIS donde preguntan entre otras cosas que se sitúe uno entre el 0 (extrema izquierda) y el 10 (extrema derecha), dando como resultado un 4,6, lo que podriamos identificar como centro izquierda, algo ajeno a Europa donde solo Italia es más izquierdista, claro que estos españoles que afirman ser de izquierdas, y a mucha honra, despues dan mayorías absolutas a Aznar o a Rajoy. 

La conclusión más evidente que se me antoja es que no tenemos un claro concepto de lo que significa ser de izquierdas y cada español lo definiría de forma diferente, motivo por el cual las respuestas al CIS carecerían de valor. Lo primero que deberíamos saber es que hubo una Primera Internacional que era la izquierda y que se troceó en Internacionales sucesivas entre anarquistas, aquellos de "a cada uno según sus necesidades", los comunistas, aquellos de "a cada uno según su trabajo", y socialistas, aquellos comunistas que abandonan la línea leninista para implantar el poder del pueblo. Ya en tiempos más recientes aparece la socialdemocracia a partir de los socialistas que abandonan la vía revolucionaria e incluso la marxista. Todas las izquierdas tienen algo en común, la lucha de clases y que para que la Tierra sea un paraíso patria de la humanidad es necesario que el movimiento sea internacional e incluso hablen una sola lengua porque lo primordial es entenderse (recuérdese la creación del esperanto como lengua común). Llegados aquí lo primero que parece evidente es que ser nacionalista es incompatible con ser de izquierda por mucho que se empeñen Bildu, ERC, Compromís o el BNG. 

En lo que pueden coincidir algunos partidos nacionalistas con la izquierda es en desear un Estado fuerte que nacionalice todo lo que pueda del sector privado, especialmente la banca y los medios de producción, curiosamente lo mismo que quería Jose Antonio Primo de Rivera, fundador de La Falange, que al fin y al cabo también era un partido nacional y socialista aunque las clases por la que luchaban eran otras. Si algo caracteriza a las izquierdas es su defensa de lo público y su odio a lo privado en un mercado regulado. Analizado así vemos que en España las únicas izquierdas que quedan son Podemos e Izquierda Unida, luego hay partidos de centro izquierda, de centro, y de centro derecha. Lo de calificar a Ciudadanos con un 6,5 es de un total desconocimiento de lo que son izquierda y derecha, y calificar al PP con un 8 aún más.

Si observamos la realidad veremos que salvo nostálgicos que todavía sueñan con un neocomunismo que no cometa los errores de la URSS, la Europa del Este, Cuba, o China, que ya está caminando hacia el libre mercado,  el concepto "izquierda" está obsoleto y sustituido por el de "progresista". Lo dice Sánchez al afirmar que el pueblo ha votado por un pacto de gobierno progresista y mete en ese saco al PNV, el PAR, el PCR, o JxCat, todos de derechas. Toda Europa hace políticas progresistas de las que escandalizan a USA. Decir que Alemania o Francia no hacen una política progresista sería una barbaridad porque están a la cabeza en logros sociales, pero decir que tienen gobiernos de izquierda lo sería aún más. 

Siendo objetivos el PSOE no es de izquierda y le sobra la O que lo definía como un partido de clase, sino de centro izquierda, Ciudadanos es el centro, el 5, y también progresista, y el PP, aún fluctuando más según sus dirigentes, sigue participando de las medidas sociales al estilo europeo y dificilmente puede calificarse como extrema derecha con un 8, un puesto en que con programas sobre la mesa no parece que sobrepase ni Vox. El mundo se ha centrado con matices a derecha e izquierda y no volverá el fascismo de derechas ni de izquierdas, así que cuando el CIS pida a algún entrevistado que se defina de izquierda o derecha, debería preguntarle que entiende por ser de izquierda porque igual se refiere a otra cosa. @mundiario

¿Sabemos lo que significa ser de izquierdas cuando nos definimos así?
Comentarios