Buscar

MUNDIARIO

España renuncia a pedir ahora 70.000 millones en créditos europeos, según El País

Reclamará las ayudas directas a fondo perdido, pero no pedirá –"al menos a la corta"– los casi 70.000 millones en posibles préstamos. Nadia Calviño precisa que no descarta recurrir a esos créditos más adelante “si hace falta” y la patronal CEOE pide al Gobierno que no renuncie a los 70.000 millones.

España renuncia a pedir ahora 70.000 millones en créditos europeos, según El País
Nadia Calviño. / Imagen TV
Nadia Calviño. / Imagen TV

Redacción

Análisis de @mundiario

Es muy probable que España nunca alcance la cifra de 140.000 millones de los fondos europeos, entre subvenciones y préstamos. El Gobierno renuncia a casi la mitad de esa cifra por ahora, según confirman fuentes de La Moncloa y de Economía que cita el diario El País. Reclamará las ayudas directas a fondo perdido, pero no pedirá –"al menos a la corta"– los casi 70.000 millones de euros en posibles préstamos.

Esta frase del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podría ser ya historia: “Es un gran acuerdo: logramos 140.000 millones para España, 72.700 en transferencias”. Ese anuncio lo hizo el presidente tras la cumbre de julio en Bruselas, en la que se pactó un total de 750.000 millones para sacar la economía europea del coma inducido por la Covid-19. “La Comisión Europea permite pedir los préstamos hasta julio de 2023. ¿Qué ganamos pidiéndolos ahora? Lo haremos, si lo necesitamos, para el periodo 2024-2026”, admiten fuentes gubernamentales.

Según el diario de Prisa, Portugal e Italia estarían en la misma tesitura, e incluso Francia puede llegar a plantearse renunciar a una porción de los fondos que le corresponden vía créditos. Una vez conocida la noticia, la vicepresidenta Nadia Calviño precisó que no descarta recurrir a esos créditos más adelante, “si hace falta”, y la patronal CEOE pidió al Gobierno que no renuncie a los 70.000 millones.

Las compras multimillonarias del Banco Central Europeo (BCE) han reducido al mínimo los tipos de interés que pagan todos los países por su deuda y el Tesoro español y el italiano han emitido esta semana bonos a intereses negativos –cobran por endeudarse–, por lo que los incentivos para pedir los créditos a la UE, por muy baratos que sean, se reducen. Además, la condicionalidad asociada a los fondos sigue siendo un elemento de disuasión, del mismo modo que la sospecha de que tarde o temprano Bruselas volverá a pedir ajustes a los países que tengan su deuda por las nubes. Tampoco está claro que los estados miembros tengan capacidad administrativa para gastarse todo ese dinero. @mundiario