España regula el derecho a la muerte digna

Congreso de los Diputados.
Congreso de los Diputados.

La ley española de eutanasia, garantista, logró superar barreras ideológicas, al unirse Ciudadanos y un partido de orientación cristiana como el PNV. / Editorial

España regula el derecho a la muerte digna

El Congreso de los Diputados aprobó la primera ley de eutanasia con amplia mayoría. Toda la izquierda, Ciudadanos y el PNV sumaron apoyos más que suficientes para permitir que España sea el sexto país del mundo que regula el derecho a la muerte digna. 

La ley española de eutanasia, garantista, logró superar barreras ideológicas, al unirse Ciudadanos y un partido de orientación cristiana como el PNV a los votos de toda la izquierda. Atrás quedan dos intentos fallidos de regular la eutanasia en 2018 y 2019.

El PP no votó a favor pero rebajó el tono con el que se venía oponiendo a la eutanasia. Sus discrepancias están centradas en regular más los cuidados paliativos.

“Eutanasia activa es la acción por la que un profesional sanitario pone fin a la vida de un paciente de manera deliberada y a petición de este, cuando se produce dentro de un contexto eutanásico por causa de padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable”, define la ley orgánica en su exposición de motivos.

Un nuevo derecho

Presentada por el PSOE, la ley orgánica de regulación de la eutanasia supone el reconocimiento de un nuevo derecho individual y satisface lo que desde hace décadas es una clara y sostenida demanda social, como dejan ver sucesivas encuestas de las que se desprende que más del 70% de la población apoya regular la eutanasia. Si bien la jerarquía de la Iglesia se opone, las bases cristianas también dan su apoyo mayoritario, por encima del 60%, según las encuestas.

La ley de eutanasia, ampliamente garantista, prevé la posibilidad de recibir ayuda para morir en casos de enfermedad grave incurable o enfermedad crónica grave e invalidante que cause un sufrimiento intolerable, siempre que medie la petición expresa, reiterada al menos cuatro veces en el tiempo, e informada del paciente.

Amplias garantías

España excluye la posibilidad de practicar la eutanasia a personas que no tengan capacidad para decidir, excepto cuando lo hayan dispuesto previamente en un testamento vital. También reconoce en su nueva ley el derecho a la objeción de conciencia por parte del personal sanitario. Son necesarios informes médicos preceptivos y las autonomías tendrán que crear comisiones que decidirán sobre las peticiones.

Una vez que la ley pase el trámite del Senado, en las primeras semanas del año 2021 ya será legal en España que un enfermo incurable solicite ayude para poner fin a su vida con asistencia médica. @mundiario

España regula el derecho a la muerte digna
Comentarios