España no se pone de acuerdo ni para recibir ayuda

Pedro Sánchez junto a una bandera de Europa. / RR SS
Pedro Sánchez junto a una bandera de Europa. / RR SS
Para Bruselas lo normal hubiera sido que el Gobierno acordase las ayudas de la UE con el PP y otros partidos con responsabilidades de gobierno en las comunidades autónomas.
España no se pone de acuerdo ni para recibir ayuda

El Gobierno de España salvó una votación clave para la gestión de las ayudas europeas gracias al apoyo de Bildu y la abstención de Vox. No tendría mayor importancia la orientación del voto de Bildu y de Vox si no fuese decisivo, pero al serlo, claro que es trascendente.

No es algo propio de un país fiable, visto desde Bruselas. Ni visto desde Madrid. Como observa El País en un editorial, "la sensación de improvisación que exhibió el Ejecutivo es alarmante y evidencia los límites de las alianzas parlamentarias que ha cultivado".

En buena lógica todo lo que tiene que ver con los fondos europeos debería estar acordado entre los partidos que gobiernan en España, incluidos aquellos que lo hacen en todas las comunidades autónomas.

Dicho lo cual, la votación de Vox y Bildu llama mucho la atención pero visto con perspectiva partidaria ganan todos: en primer lugar los dos socios del Gobierno –PSOE y Podemos–, pero también todos los demás partidos a su manera, según sus estrategias para las elecciones catalanas. Sorprende más el voto del PNV pero seguramente será compensado con algo por su apoyo a una medida bastante centralista por cierto.

¿Quiere decir eso que una votación tan extraña es positiva para España en la UE? No. Para Bruselas lo normal hubiera sido que el Gobierno acordase un asunto tan importante con el PP y otros partidos con responsabilidades de gobierno en las comunidades autónomas. Pero España es así: no se pone de acuerdo ni para recibir ayuda. Como para hacérselo ver. @J_L_Gomez

España no se pone de acuerdo ni para recibir ayuda
Comentarios