Buscar

MUNDIARIO

España podría retomar en Marruecos las adopciones de niños del país vecino

La visita del Rey de España a Marruecos está abriendo muchas puertas para los intereses españoles, como bien refleja la prensa del país norteafricano, un destacado socio económico y político.
España podría retomar en Marruecos las adopciones de niños del país vecino
La visita del Rey de España encuentra acogida en la prensa de Marruecos.
La visita del Rey de España encuentra acogida en la prensa de Marruecos.

Este 15 de julio, el Rey de España Juan Carlos I llegó al Reino de Marruecos, con escala en Rabat, la capital del país, por invitación de Su Majestad el Rey Mohammed VI. Esta visita se considera de trabajo oficial, con lo cual pretende profundizar en las relaciones bilaterales, que atraviesan un buen momento, y la excelente relación entre ambas monarquías, que se desea que siga avanzando en los ámbitos económico, social y cultural.

España y Marruecos tienen monarquías que guardan una estrecha relación desde hace décadas, y sus países mantienen fuertes vínculos comerciales y económicos. Además, los marroquíes forman el segundo colectivo migratorio en España, solo por detrás de los rumanos.

El Rey viaja en esta ocasión acompañado por cinco ministros del Gobierno de Mariano Rajoy y nueve ex-ministros de Asuntos Exteriores. La visita se prolongará entre desde el 15 y el 17 de julio, y es el primer viaje del monarca español tras la operación de hernia discal del pasado mes de marzo que precisamente obligó a aplazar esa última, que se había previsto para ese mes.

Esta visita tiene un marcado carácter económico, educativo y cultural, con el fin de apoyar a las empresas españolas con intereses en el país y a las entidades que como el Instituto Cervantes llevan la cultura española al otro lado del Estrecho. La prensa de Marruecos le ha concedido mucha importancia.

Respecto al ámbito económico, las relaciones de España con Marruecos han crecido espectacularmente en los últimos años, desbancando a Francia como primer socio de Marruecos en importaciones y en exportaciones.

En los últimos años se han asentado empresas españolas hoteleras y turísticas, de energías renovables o de consultoría, acompañadas de un refuerzo de las comunicaciones aéreas y marítimas entre los dos países. No obstante, la celebración del Ramadán no impide que el viaje, lejos de limitarse a una visita protocolaria, esté cargado de actos, con una relación prácticamente ininterrumpida de convocatorias, sobre todo el martes, que comenzará a mediodía con una visita de los dos monarcas al Mausoleo de Mohamed V y acabará por la noche.

La dimensión económica de la visita se plasmará en el encuentro empresarial hispano-marroquí de la tarde del martes, donde el Rey pronunciará un discurso en presencia de los empresarios de ambos países, haciendo patente el empuje dado en los últimos años a unas relaciones comerciales especialmente fructíferas.

El martes don Juan Carlos y Mohamed VI se reunirán en el Palacio Real de Rabat, una entrevista en la que abordarán las relaciones bilaterales. Es muy posible que se toque el asunto de las adopciones islámicas (kafalas) de niños marroquíes por parte de familias españolas, que vuelven a contar con el visto bueno de los tribunales tras haber estado bloqueadas durante más de un año.

La inauguración de una exposición sobre los 25 años de cooperación hispano-marroquí en materia arqueológica completará la jornada, que terminará con una cena en el Palacio Real, a la que acudirán los ex-ministros de Exteriores españoles de la democracia. También estarán presentes en la visita de la mañana al mausoleo.

El miércoles la agenda se desplaza al Palacio Real de Huéspedes, residencia del Rey durante su estancia y donde recibirá al primer ministro marroquí, Abdelilah Benkirán, para posteriormente clausurar en el mismo recinto un encuentro de rectores de los dos países en los que don Juan Carlos pronunciará su segundo discurso del viaje.

Una recepción en la Embajada de España a representantes de instituciones españolas en Marruecos, de nuevo con palabras del Rey, concluirá la jornada, a la espera del acto que celebrará el jueves junto su anfitrión, Mohamed VI, que pondrá fin a la visita, según informa también la página web es.noticias.yahoo.