Buscar

MUNDIARIO

España destina 26 millones a Marruecos para frenar la ola migratoria en su frontera

El Gobierno español ofreció vehículos 4x4, camiones y ambulancias al reino alauí para atender el desbordado control de los migrantes en la frontera. 

España destina 26 millones a Marruecos para frenar la ola migratoria en su frontera
Inmigrantes. / Group rpp
Inmigrantes. / Group rpp

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

España ha destinado 26 millones de euros a Marruecos en un intento de ayudarle a controlar la ola migratoria que sufre. El contrato, por el que se comprará el material, se aprobará previsiblemente en el Consejo de Ministros de este viernes, según fuentes del Gobierno consultadas por El País. Dentro la partida de ayuda dispuesta por el Ejecutivo se puede detallar lo siguiente: todoterrenos, incluidas ambulancias, y cuatro tipos diferentes de camiones, entre ellos camiones cisterna y frigoríficos.

La ayuda es parte del desembolso de 140 millones de euros que la Comisión Europea prometió a Marruecos para compensar sus esfuerzos en la vigilancia de sus fronteras. Una parte de ese montante, 40 millones, está gestionado por España a través de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, un ente público dedicado a la cooperación, analiza El País.

El importe saldrá de los presupuestos de 2019, según el citado medio,  bajo el proyecto “Apoyo a la gestión integral de fronteras y de migración en Marruecos”. En octubre de 2018, España aprobó la donación a Marruecos, Senegal y Mauritania de 108 vehículos y material informático por valor de 3,2 millones de euros.

La partida se destinará a la Policía Nacional para la gestión de los cuatro Centros de Atención Temporal de Extranjeros, dependencias en las que se mantiene a los recién llegados hasta 72 horas mientras se les identifica. La partida busca mejorar las condiciones de estas instalaciones, llamadas CATE, con la contratación de servicios de alimentación, salud, limpieza y traducción, sentencia El País. Cabe resaltar que dentro del mismo importe se ha considerado la compra de ropas, mantas, toallas y medicinas. @mundiario